- Publicidad -
lunes, abril 19, 2021

Decimonovena  Disquisición. Globalización cultural.

¿Se ha puesto a pensar, estimado lector(a), en qué momento inició este proceso? El término que contiene dos palabras que son inconmensurables, y una de ellas, cultura, la hemos venido analizando a lo largo de algunas de estas disquisiciones.

Podría suponerse que el término Globalización Cultural se ha acuñado recientemente. Pero no. Es algo que se ha vivido en el transcurso de la historia de la humanidad, pero le hemos llamado “conquistas”.

A lo largo del peregrinar humano, desde hace al menos ciento treinta mil años, para algunos investigadores, doscientos mil para otros, estamos globalizando la cultura.

No importa a dónde ha llegado la especie humana, siempre ha depositado parte de su semilla cultural, dejando uno y otro elemento que se va quedando y es aprovechado por la “otredad”. Algunos teóricos le han llamado a este proceso difusionismo, que significa apropiarse de pequeñas partes de cultura que deja el “otro”, ya sea por imposición o por el gusto de hacerlo.

La facilidad de movilizarnos ha permitido que la cultura sea adquirida en los rincones más escondidos del planeta. Esto nos hace recordar que la cultura es dinámica, en constante movimiento. Jamás será estática.

Ejemplos hay muchísimos y no los voy a detallar, pero sí a mencionar. Le recuerdo que este espacio es de reflexión, y para invitarlo a que profundice más investigando por su cuenta, si así lo desea.

De los más connotados por su estudio,  me vienen a la mente los fenicios, que a través de la navegación fueron dejando su conocimiento en todo el Mediterráneo, hace varios milenios.

Los visigodos, persas, griegos (Alejandro Magno), romanos, vikingos, teotihuacanos, mexicas, europeos irrumpiendo en África, Asia y América (para más tarde, “repartirse el pastel”), etc. Estos son unos pocos ejemplos de aquellos que se dedicaron a apropiarse de territorios, casi siempre de manera violenta, pero lo importante aquí, es lo que dejaron culturalmente.

Otros ejemplos del tema que nos tiene aquí, son los musulmanes, en lo que hoy conocemos como Península Ibérica, durante setecientos años, en donde dejaron sus conocimientos en arquitectura, gastronomía y otras ramas del arte, entre otras muchas más expresiones, que fueron adoptadas por las poblaciones que ahí radicaban. Aunque en este caso, la religión musulmana, no se implantó como sucedió en otros sitios.

La religión o religiones, se convirtieron en una forma de Globalización Cultural, y este último concepto ha sido indispensable para la expansión de esas religiones a lo largo y ancho del Mundo.

Hoy en día, la cultura globalizada, alcanza límites infinitos. Le invito a que revise fotografías de la invasión que se hace a través de otros productos de consumo diario, observando imágenes de grandes ciudades con sus anuncios espectaculares, que dicho sea de paso, distorsionan el paisaje. Solo entonces se entenderá perfectamente lo que trato de referir en esta reflexión. Todas las grandes ciudades son muy parecidas entre sí, con elementos fácilmente distinguibles. Haga el ejercicio que le propongo de revisar imágenes y lo podrá constatar.

Lo mismo ha sucedido en todas “las conquistas”. El vencedor impone estilos en casi todos los elementos culturales. De los conquistados, solo van a quedar resquicios de una cultura que se niega a morir. Ejemplos hay muchos. La cultura mexicana es un claro ejemplo de este proceso.

¿La globalización de la cultura es buena o es mala? Ya comenté en otras disquisiciones que no hay bueno o malo en la cultura. Simplemente ES. No hay necesidad de juzgarla, solo conocerla a fondo.

Entonces, ¿quién o quiénes son los que hoy nos han inoculado su cultura? A eso, estimado lector, se le llama Globalización Cultural, y es una transfusión, lenta, por goteo, que va logrando desaparecer culturas enteras. Y no hay antídoto.

#DisquisicionesSociales       #DisquisicionesSocialesCarlín

arqueolobocarlin@gmail.com

Luis Humberto Carlín Vargas
Luis Humberto Carlín Vargas
Arqueólogo egresado de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH). Coordinador General del Proyecto Cultural León Prehispánico (PCPAC). Coordinador Académico de los Diplomados de Arqueología e Historia de México (DAeHM). Ingeniero en Sistemas. Músico. Correo electrónico: luishumberto.carlin@pcleonprehispanico.com

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img