- Publicidad -
miércoles, diciembre 8, 2021

Silencio en el Congreso ante llegada de la ONU

Quizá para algunos diputados locales la atención a los colectivos de búsqueda, pese a que la desaparición de personas es una crisis que ha recrudecido en Guanajuato, es un tema de segunda mano, pues es más importante avalar los métodos recaudatorios para 2022 de los 46 municipios, con nuevos conceptos en algunas ciudades por cierto.

Es contrastante como a nivel mundial hay crisis sociales que durante años han afectado a los grupos más vulnerables, pero la ONU, por medio de su Comité contra las Desapariciones Forzadas, considera prioridad venir a México para escuchar las necesidades de los colectivos de búsqueda, cuyo número de integrantes cada año aumenta notoriamente.

La ONU ya puso el ejemplo de cómo atender la problemática, sin embargo para los legisladores guanajuatenses, ni siquiera la presencia de tan importante organismo, los motiva a atender a los colectivos o al menos pronunciarse sobre la evidente omisión por escucharlos.

Apenas un día después de prometer que se facilitará la cobertura a los medios de comunicación sobre el acontecer legislativo, Luis Ernesto Ayala “volvió a las andadas” y se negó a pronunciarse públicamente sobre el hecho de que la ONU si atienda a los colectivos mientras el Legislativo local podría prolongar la reunión hasta 2022.

Ernesto Millán Soberanes, quien coordina las curules morenistas, simplemente brincó a su barrera, más de sombra que de sol, y envió a David Martínez, quien ha sido el principal crítico de la dilación de la reunión, para tomar el toro por los cuernos.

Desde su pedestal, Alejandro Arias simplemente se libró de problemas y optó por desviar los focos a la Comisión de los Derechos Humanos, donde su compañero, Gustavo Adolfo Alfaro Reyes, votó por retrasar la reunión.

Quien de plano huyó del Pleno antes de responder la omisión del Congreso y evidenció que “es verde” para atender estos temas, fue Gerardo González, quien repentinamente decidió continuar con la sesión desde la virtualidad, curioso, pues es de los legisladores con más presencia en el Palacio, pues incluso acude a algunas comisiones de las que no forma parte.

Con este tema también quedó evidenciada la falta de comunicación entre diputados, incluso si son del mismo partido, pues Martín López Camacho, quien preside la Comisión de Seguridad, dijo que no recibió noticias sobre el retraso de la reunión, pese a que la desaparición forzada y la atención a las víctimas es un tema del que debería estar empapado, al ser originario de Celaya, una de las ciudades con mayor numero de desapariciones, sin mencionar las cotidianas balaceras.

 

Navarro ¿premiado?

Alejandro Navarro, el alcalde de la capital del Estado, decidió no estar en la inauguración de “su” festival de cine, porque tenía algo más importante que hacer: cultivar su ego.

Ello ya que una asociación en Estados Unidos, de esas en la que hay que pagar para estar nominado, le otorgó un premio regional por la campaña que llevó a cabo para su reelección este año.

La campaña de Navarro, como él mismo lo ha destacado, se centró en una publicidad en la que se leía, escuchaba y veía una frase: “Hechos en Guanajuato”. Esto se incluyó en canciones de rap, grafittis y la imagen de sombrero y camisa a cuadros.

A decir del propio Navarro se trató de una campaña creativa, por los recursos utilizados.

Lo más lamentable y hasta irónico del premio y del festejo de Navarro es que no se lo ganó por la mejores propuestas de campaña.

Las razones del premio acabaron siendo tan vacías, como la campaña misma y el gobierno de Navarro.

Más noticias

Comentarios

spot_img