- Publicidad -
miércoles, diciembre 8, 2021

Buscadoras sin atención y ante Comisiones indiferentes

Mientras los colectivos de búsqueda no tienen certeza sobre si este año serán atendidos por el Congreso del Estado, debido a la conveniente revisión del Paquete Fiscal 2022 y de las leyes de ingresos, que requerirá la atención de todos los diputados, Sergio Jaime Rochín, quien se supone es el vínculo de los familiares de personas desaparecidas, simplemente es omiso a la situación.

Resulta que el comisionado estatal de Atención a Víctimas, quien por cierto llegó al cargo sin el apoyo de los colectivos de búsqueda, da otro motivo más a las buscadoras para cuestionar su eficacia, pues parece que las dejará a la deriva ante la posibilidad de que el encuentro se retrase hasta 2022.

El silencio que decide guardar Rochin es grave, demasiado grave, pues con un estado a merced de la delincuencia organizada, donde las balaceras y ejecuciones están a la orden día, la desaparición de personas, problemática que empiezan a reconocer los gobiernos; cada vez son más la esposas, madres, hermanas e hijas que se suman a los colectivos para hacer lo que se supone las autoridades deberían.

Pero Rochín no es el único que guarda silencio, a la lista de quienes tampoco han hecho su trabajo, se suma el comisionado estatal de Búsqueda de Personas, Héctor Alonso Díaz Ezquerra, quien no ha emitido ningún pronunciamiento ni público, ni en entrevista sobre las acciones a seguir ante la tardanza del Legislativo.

Pues si las personas que se encargan de la defensa de los colectivos no hacen su trabajo, las buscadoras deberán esperar a que los diputados decidan trabajar a marchas forzadas y atender a lo colectivos en medio de las revisiones de leyes de ingresos, a ver esto si no merma la calidad del encuentro y se determinan medidas que terminan por no cumplirse.

No es convencer al PAN, es presionarlo por sus derechos

La radiografía que mostró la asociación Amicus en el Twitter de su director, Juan Pablo Delgado la semana pasada, evidenció perfectamente los pocos esfuerzos de Acción Nacional por siquiera intentar legislar a favor de la comunidad de diversidad sexual en Guanajuato.

En cada uno de los intentos por analizar una iniciativa que hable sobre identidad de género, matrimonios igualitarios, prohibir terapias de conversión significa un bloqueo de los panistas porque claro, son mayoría.

La diferencia en esta ocasión quizá esté, en que la Comisión de Gobierno ya decidió establecer una metodología para darle análisis a algo que en Guanajuato se exige: permitir que dos personas del mismo sexo se casen, actualmente se puede hacer a través de un amparo lo que hace una diferencia con las parejas heterosexuales. Es decir, discrimina.

En esta metodología cualquier persona que quiera hacer una observación y dar su opinión sobre ello puede hacerlo pero claro, eso no asegura nada.

Por ello es que diferentes colectivos han comenzado a trabajar y poner el tema sobre la mesa, que se escuche fuerte que ya es tiempo de que los legisladores dejen de tomar decisiones apegados a la ideología y más bien hagan lo que un sector de la población pide, que por cierto ya ni siquiera es minoría.

Muchas veces la diputada panista, Cristina Márquez ha señalado que ni siquiera es parte de la agenda de Acción Nacional y eso lo entendemos, pero eso no significa que no deban sentarse a escuchar lo que los ciudadanos les piden.

Amicus, Orgullo León, Chicas Biless, la pareja Ofarrell, Amor MIxto y muchas organizaciones más están poniendo la muestra de que se hará un frente común para pelear derechos aunque estos deberían ser para todos sin distinción.

Más noticias

Comentarios

spot_img