- Publicidad -
miércoles, diciembre 8, 2021

La desaparición de personas atrae a la ONU

En un contexto nacional en el que la desaparición forzada de personas ha seguido creciendo en nuestro país, al grado de que el propio Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración en la Secretaría de Gobernación admitió que México está atravesando una crisis humanitaria, se da la visita al país y al estado del Comité de las Naciones Unidas contra la Desaparición Forzada (CED) de la Organización de las Naciones Unidas.

Encinas calcula que México terminará el año con alrededor de 100 mil personas desaparecidas. Tal vez la cifra más grande que se haya vivido en algún país que no está gobernado por una dictadura o que no se encuentra en guerra.

Somos el país en el que han desaparecido 43 estudiantes, con participación y complicidad descarada de corporaciones de seguridad y que a siete años del suceso no se tiene ni idea sobre qué pasó con cada uno de ellos.

Guanajuato es un estado profundamente golpeado por la desaparición de más de 2 personas, y en el que son los colectivos de familiares los que han generado una búsqueda permanente por cada uno y una de ellas.

Ello llevará a que el personal de la ONU se reúna con los 15 colectivos de familiares. No se trata solo de escucharlos, que de suyo será importante, sino de destrabar lo que lo que muchas autoridades no han sabido, no han podido o no han querido hacer.

Las reuniones con el Comité de Naciones Unidas deben marcar un parteaguas en esta crisis, pues denota que la problemática trascendió.

Violaciones, la otra cara de la omisión

Aún con las intensas manifestaciones y la resonancia que los derechos de las mujeres han tenido, en la realidad los altos indicadores de violaciones sexuales muestran que las políticas públicas poco han funcionado.

El último informe del Observatorio Ciudadano de León reportó un incremento de 234 por ciento de un año a otro. Las cifras muestran datos alarmantes que poco activan a la autoridad, pues de acuerdo a los especialistas han indicado que la mayoría de estas violaciones se efectúan en círculos familiares.

Lo cierto es que la nueva administración encabezada por Alejandra Gutiérrez y el Instituto de la Mujer tendrán que poner manos a la obra para que puedan brindar apoyo a las mujeres para que sientan la confianza de denunciar.

Pero se tendrán que ver activamente campañas para que la administración intervenga un tema en el que León ya destaca por mantener un promedio de denuncias diarias, dentro de un panorama mucho más complejo con la violencia a tope y los retos acumulándose.

Más noticias

Comentarios

spot_img