- Publicidad -
martes, enero 25, 2022

¿Mala Fiscalía o mala en comunicación?

La Fiscalía General del Estado de Guanajuato (FGE) y su titular Carlos Zamarripa Aguirre el año pasado estuvo en la boca de todos, principalmente del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, por la falta de resultados en materia de seguridad, pero no solo eso, también hay falta de resultados en el área de comunicación social, ya incluso lo advirtió el gobernador en un comentario meses atrás al referirse al fiscal como alguien que trabaja muy bien pero comunica muy mal.

El ejemplo de hoy es que ante una duda hay respuestas contradictorias dentro de la misma Fiscalía, la información que se tiene internamente no es clara.

En el tema de desapariciones no hay datos sobre las alertas Amber que se activan o se desactivan, pareciera que no existe una organización y lo más grave, es que el área encargada de llevar a cabo un seguimiento de las personas desaparecidas no sabe lo que está haciendo o bien oculta la información.

Zona Franca consultó al área de comunicación social de la Región A, para conocer si las alertas Amber se desactivan cuando la persona extraviada ya cumplió la mayoría de edad. En un principio se informó con toda seguridad que no, minutos más tarde, la respuesta cambió a un definitivo sí.

Hubo varias preguntas más pero ya no hubo respuestas. Más tarde otra persona del área de comunicación social, dejó las mismas preguntas sin responder.

Una de las interrogantes era, ¿Por qué se desactivaron las Alertas Amber de 6 personas que habían cumplido la mayoría de edad con retraso de meses e incluso años?… nunca hubo una respuesta, tampoco para responder ¿Por qué no se activan la Alerta Alba para continuar la búsqueda de una mujer que alcanzo la mayoría de edad sin ser localizada?

Hoy la duda es si en realidad la Fiscalía tiene una crisis para atender el tema de las desapariciones (y la incidencias delictiva) o sí es todo producto del pésimo trabajo de su departamento de Comunicación Social, que evidentemente no está preparado para responder a la responsabilidad de la talla de una Fiscalía estatal.

Federico Baltazar Galindo Rosales, vocero de la FGE sí dio una respuesta que “está en su derecho de responder o no” y que no necesariamente se debe de poner a una persona en el banquillo y a fuerza deba de contestar. Pues bueno, es innegable la evidencia de que desconoce la naturaleza del cargo de servidor público que ostenta.

Martín López: ¿silencio obligado?

En Guanajuato, cada vez son más los elementos que ocasionan un clima de violencia e inseguridad, los ciudadanos buscan respuestas sobe la situación real de la entidad o la estrategia para combatir a la delincuencia, sin embargo, Martín López Camacho, presidente de la Comisión de Seguridad Pública del Congreso local, ha optado por el silencio y el hermetismo, patrón que ha caracterizado a muchos en la actual legislatura.

En el estado, los homicidios dolosos no cesan, las alertas Amber se han desactivado, algunas de ellas por el hallazgo de menores sin vida, las policías municipales poco a poco se disuelven por la pérdida de confianza de los elementos, aumentan las cifras de personas desaparecidas e incluso, policías estatales enfrentan procesos judiciales, como es el caso derivado del homicidio del migrante Leo Reyes.

Estos elementos, parecen superar y por gran diferencia a las estrategias de seguridad implementadas en Guanajuato, aun así, López Camacho prefiere no atender a los cuestionamientos sobre el porvenir del estado en materia de seguridad.

Al ser originario de Celaya, considerada como la ciudad más peligrosa del país en los últimos meses, López Camacho debería tener al menos ese sentido de solidaridad con sus representados y darles certeza sobre el trabajo legislativo para sacar a los celayenses de ese sangriento bache en el que se encuentran.

Pero no, con el argumento de constantes reuniones e trabajo, aunque en sus redes sociales se le puede apreciar en recreativos paseos por parques, prefiere no dar la cara a los cuestionamientos de seguridad.

Esta falta de comunicación, podría ser la evidencia de que López Camacho, no cuenta con los conocimientos suficientes para ocupar una de las Comisiones de mayor importancia en la actual legislatura debido al entorno social de Guanajuato.

Si el plan era hermetizar el tema de seguridad, pues hay que aplaudirles este éxito, pues al arrebatarle la Comisión a Rolando Alcántar Rojas y colocar a López Camacho, cada vez es más raquítica la información ante la zozobra en que la violencia mantiene a los ciudadanos.



Más noticias

Comentarios

spot_img