- Publicidad -
jueves, abril 15, 2021

Personal del IMSS: abuso en pandemia

El personal médico ha hecho una labor inigualable durante pandemia: iniciando hace casi un año al enfrentarse a un virus desconocido, arriesgando la vida, trabajando horas extras, dejando de lado a sus familias por cuidar a personas enfermas e incluso, ellos mismos han enfermado y algunos han muerto.

Lo menos que merecen es una compensación salarial que sea digna y que pueda apoyar la economía familiar en un momento crítico.

Pero hay personas que abusan de la tragedia y utilizan cualquier oportunidad para meter dinero público a sus bolsas y seguir tranquilamente, creyendo que por tener una base en una institución como el IMSS, pueden ser intocables.

Este es el caso de Joel Valencia, jefe de personal de la clínica T1 del IMSS, quien con el respaldo de Jazmín Avendaño Salazar, directora administrativa de esta clínica, ha estado cobrando miles de pesos extras por quincena, supuestamente por laborar hasta 72 horas más de las que su horario establece.

¿Qué podría hacer un jefe administrativo en 72 horas extras por quincena? ¿En qué momento se justifica tanta carga de trabajo? Pareciera que cualquier cosa con la que se pretendiera justificar una carga laboral para él en tiempo de pandemia, es insuficiente.

Además sus 72 horas extras sobrepasan por mucho las que permite la Ley Federal de Trabajadores al Servicio del Estado, que sólo contempla 9 horas extras por semana, es decir 18 por quincena.

Eso, lo que el personal administrativo del IMSS está haciendo al servirse con la cuchara grande para cobrar el ‘tiempo extra covid’ es aprovecharse de la tragedia.

Silao: crisis de seguridad y de gobierno

A los problemas de inseguridad que vive Silao desde hace ya tiempo, ayer se agregó uno
muy serio: el enfrentamiento entre policías.

Sí, la Policía Municipal no salió a enfrentarse con algún presunto criminal o criminales,
sino que enfocó toda su fuerza de respuesta en enfrentar a las Fuerzas de Seguridad
Pública del Estado, que en conjunto con la Guardia Nacional y el Ejército realizaban un
operativo “Trueno”, en su sede.

El operativo “Trueno”, lo realizan instancias federales para revisar corporaciones donde se
sospecha que se están cometiendo delitos, en el caso de Silao había el antecedente de la
“pérdida” de 28 mil cartuchos útiles, sin que nadie sepa algo sobre ellos.

Así que la revisión se presume motivada por ese hecho e implicaba la revisión de
armamento, municiones y equipo en general.

Sin embargo, la llegada de las corporaciones estatal y federales se intentó repeler por los
municipales, que usaron toda la capacitación que han obtenido en enfrentarse a ellos.

Policías defendiéndose de policías. Policías tratando de impedir el arresto de uno de ellos
por otros policías.

Cuando el nivel de cooperación y coordinación de la Policía de Silao es el mostrado ayer,
entonces el problema no es solo esa dependencia, sino la autoridad municipal.

Más noticias

Comentarios

spot_img