- Publicidad -
miércoles, agosto 17, 2022

Células municipales de búsqueda o más burocracia

Las Células Municipales de Búsqueda fueron conformadas para que fueran herramientas que ayudaran en la identificación oportuna de personas desaparecidas, y para que éstas sirvieran como puente entre los colectivos y las autoridades.

En la práctica, en muchos municipios las células de búsqueda se han vuelto otro organismo más para la burocracia: prácticamente inútiles.

Libia Denisse García, titular de la Secretaría de Gobierno, reconoció que aunque las desapariciones son un tema que debe atenderse como alta prioridad, hay municipios en donde apenas se cumplió con la conformación de las células pero no ha existido un trabajo tal cual.

Por otro lado, los colectivos de búsqueda -es decir los familiares de las víctimas o víctimas indirectas- no conocen cuál es el trabajo de las células, aun y cuando se supondría que deben ser tomados en cuenta.

En muy pocos municipios se han visto frutos del trabajo de las Células Municipales, tales como León e Irapuato. Pero esto no basta, porque unos minutos o unas horas, pueden ser la diferencia para que alguien aparezca con vida.

Respuestas a medias

Ayer por la mañana, como lo consignamos en Zona Franca, la viuda de Enrique Sosa, algunos familiares y un número importante de compañeras y compañeros de los medios de comunicación se manifestaron ante la Fiscalía del Estado.

La intención era obtener respuestas claras sobre la carpeta de investigación abierta con motivo del homicidio de Enrique.

Específicamente, la respuesta más deseada era a la pregunta de ¿Por qué no se ha detenido al asesino?

La familia de Enrique y un representante de los medios pudieron entrar y tener una reunión con fiscal Carlos Zamarripa.

Zamarripa se comprometió a una investigación eficiente, a estar en contacto con la viuda de Enrique, le dio su número de teléfono para que ella también pueda contactarlo en cualquier momento. Hasta ahí, el resultado se puede calificar de bueno (a secas).

Se habló hasta del cateo a una propiedad, pero nadie ha explicado porqué el homicida no está detenido, sobre todo tratándose de un hecho que quedó plenamente acreditado.

Eso le da un enorme tufo de impunidad a los hechos, que enoja a todos y cuestiona el trabajo que se está haciendo para procurar justicia para Enrique, su familia y la sociedad.

Más noticias

Comentarios

spot_img