- Publicidad -
miércoles, agosto 17, 2022

El vaticinio del alcalde de Guanajuato

De nueva cuenta, el presidente municipal de Guanajuato, Alejandro Navarro criminalizó en sus declaraciones a las víctimas de un ataque armando, en el que resultaron muertos tres adultos y una niña de seis años.

Sólo condenó el homicidio de la pequeña, al contrario de los adultos, vaticinó que siempre que los capitalinos estén metidos en asuntos delictivos van a salir “con los pies por delante”.

La vida de aquellas personas se reducen a la moral de un presidente municipal en una declaración visceral, y través de medios escucharán los familiares de las víctimas, en su duelo, que también fue su culpa, pues no prestaron atención a sus hijos.

Más allá de lamentar declaraciones, preocupa que no se reconozca desde el gobierno municipal, que se encarga de la prevención, el contexto de vulnerabilidad que puedan tener las personas para caer en el crimen organizado, pues todo se reduce a dos extremos “los buenos” y “los malandros”.

No extraña porqué en la capital ocurren tantos problemas de Derechos Humanos.

Expedientes fantasmas

Los números de la Secretaría de Educación de Guanajuato no cuadran respecto a los expedientes que hay por acoso sexual en la entidad.

Pese a que en un principio el propio secretario de Educación, Jorge Hernández Meza habló de 60, ahora resulta que son 17 los expedientes que hay por este tema ¿Qué pasó con la mayoría de los mismos? ¿Son de otra índole? ¿Hay desinformación?

Llama la atención que el número se haya reducido, sobre todo cuando está problemática sigue presente en las aulas escolares.

Es urgente que cada expediente sea resuelto de la mejor manera y no quede impune, pero más allá de esto, es necesario que los espacios educativos no se conviertan en zonas de riesgos que vulneren los derechos humanos para la comunidad estudiantil, y más si se trata de infantes.

La aparición de expedientes de esta índole en las instituciones educativas es cada vez más visible, y por lo tanto es necesario que las estrategias y mecanismos que presumen que hay en ellas, ya comiencen a tener resultados, y ahora sí, erradicar este tipo de violencia.

Más noticias

Comentarios

spot_img