- Publicidad -
martes, octubre 4, 2022

Irapuato amenazado

Mientras las amenazas contra elementos de la corporación policial siguen, esto solo queda en una simple confirmación, con supuestos protocolos de protección al uniformado, cuyo nombre estaba en una corona de flores que dejaron en la Secretaría de Seguridad Ciudadana, el jueves pasado.

Ayer Francisco Rodríguez Cisneros, policía con 23 años en la corporación fue asesinado y lo que no pasó con los otros cuatro elementos, víctimas de homicidio, a decir de la alcaldesa, Lorena Alfaro García éste debe de ser reconocido porque perdió la vida en el cumplimiento de su deber.

Si el tema es que cada asesinato de elementos de seguridad en Irapuato es diferente, ¿No debería ya la administración comenzar a hacer algo?

Limpiar la corporación, darles el equipamiento necesario y la real protección que necesitan los uniformados amenazados, son solo algunas opciones que ya se le han planteado a la munícipe.

Queda claro que sí un policía es asesinado fuera de su labor, la primera acción es lavarse las manos y dudar, pero si muere bajo un enfrentamiento, las condiciones cambian, lo que en sí ya habla de una falta de respaldo, lo que es preocupante.

El circo de los políticos

Si algo es real en Guanajuato, y también triste, es el nivel de políticos que están al frente de los partidos.

En el contexto que atraviesa el país, puntos como la seguridad, la economía, salud y educación son temas de oportunidad para que, más allá de buscar hacer política, se conviertan en señalamientos para desprestigiar y grillar los unos a los otros, “defendiendo” la institución política que los abanderan.

Esto se ve mucho en las ruedas de prensa del PAN, las cuales solo se han convertido en escenarios de desprestigio para que cada semana se replique una y otra vez el mismo mensaje: criticar al gobierno federal.

Los mismo sucede con Morena, quien en la primera oportunidad que hay, se pronuncia contra el gobierno de Guanajuato; y en ambos casos… de nada abonan a la construcción de un mejor país y un mejor estado.

Y así con los otros partidos políticos, en las distintas trincheras que encabezan, a veces con una evidente ignorancia extrema sobre algún tema.

Los dimes y diretes de los políticos, resultan ser solo un show, que para colmo termina convirtiéndose en un circo carente de interés.

 

 

Más noticias

Comentarios

spot_img