- Publicidad -
viernes, septiembre 30, 2022

¿Quiere el PAN que sea Samantha Smith la candidata?

A pesar del ambiente de fiesta para presentar la estrategia de las “4 eses” de Samantha Smith para el DIF, llamó la atención quiénes asistieron y quiénes no.

Fueron contundentes las ausencias de la presidenta estatal del DIF, Adriana Ramírez y del director estatal, Gerardo Trujillo, quienes sólo enviaron a un representante.

Entre las personalidades que sí fueron, pero que no tienen peso político dentro Acción Nacional, estaban Yulma Rocha, diputada del PRI, Laura Estela Galván, velocista internacional y la secretaria ejecutiva del Sistema Estatal de Seguridad Pública de Guanajuato, Sophía Huett.

La invitación tampoco fue suficiente para convocar a toda la banca panista del Ayuntamiento capitalino, ni a la diputada local albiazul, Margarita Rionda; quien al igual que Samantha Smith, tiene encendida su veladora para tener la candidatura para la Presidencia de Guanajuato.

Todavía está muy lejos la definición política que tomará la dirigencia estatal del PAN, pero de entrada, lo que se observa es que las tribus panistas ya comenzaron la lucha por la alcaldía dentro del partido.

Con varios tropiezos técnicos, la celebración no tuvo mucho éxito, ni como presentación de un programa social, ni como demostración de fuerza política.

La presidenta del DIF usó un “dicho panista” para responder a la pregunta de si tenía interés por la Presidencia Municipal, “no quiero que me toque, pero si me toca, quiero”. La pregunta que surge es ¿el PAN quiere sea Samantha la candidata?

Niñez explotada

La explotación infantil es una realidad que salta a la vista y que cada vez es más difícil ignorar.

En municipios como Celaya y San Miguel de Allende, las autoridades municipales tienen bien claro que hay niños siendo explotados en las calles, pidiendo dinero para que sus madres, padres o cuidadores puedan gastarlo a su contentillo.

Niños harapientos, sucios, mal comidos, que son utilizados como fachada y que, según las autoridades, después de ser víctimas de la explotación laboral también lo llegan a ser de explotación sexual.

¿La solución propuesta por el DIF de Celaya? Dejar de aportar dinero, para que a sus cuidadores no les quede de otra más que trabajar.

Sin embargo, pareciera ser que la solución es más compleja y que si las autoridades tienen bien detectados estos casos, pudieran generar espacios de resguardo seguros para los menores.

Más noticias

Comentarios

spot_img