- Publicidad -
viernes, septiembre 30, 2022

Informes de gobierno a modo

Los informes de gobierno son la oportunidad perfecta de que los gobernantes den la cara a la ciudadanía.

Evidentemente se han convertido en eventos a su modo para vanagloriarse ante el pueblo y solo dar a conocer una realidad a la conveniencia.

De nada, sirve por ejemplo, reconocer que aún falta mucho por hacer en materia de seguridad cuando el contexto habla por sí solo, y más cuando se ha perdido la sensibilidad sobre los temas.

Ayer, Alejandra Gutiérrez Campos rindió su informe de gobierno, y en una sesión solemne su homóloga en Irapuato Lorena Alfaro.

Ambas alcaldesas mostraron los resultados cuantitativos, más la percepción no logra engañar a la ciudadanía.

El presumir informes de resultados a la ciudadanía, no es lo mismo que rendir cuentas a la sociedad, y más porque a través de los pomposos eventos, recursos que podrían ser destinados a la atención de las necesidades más sentidas de la sociedad, termina mal gastándose en el ego de los gobernantes.

Lamentablemente, parece que a los y las gobernantes se les olvida que dar resultados es su obligación.

Con o sin militarización

Desde que se creo la Guardia Nacional (GN), paulatinamente ha incrementado su presencia en Guanajuato, al grado que hoy, los efectivos de esa corporación se cuentan en miles en el territorio del Estado.

Más allá de quien dependa la Guardia Nacional, lo cierto es que ha sido muy renuente a coordinarse con las fuerzas estatales y municipales. Las quejas de los Ayuntamientos, provenientes de diversos partidos políticos ha dado cuenta de ello.

Esto lleva a que cuando la GN decide actuar, lo hace por su cuenta y siempre como una respuesta tardía al suceso que debió prevenirse.

Ejemplos como el ocurrido en Tarimoro, la noche de antier son recurrentes y constantes. La GN no es siquiera la primer respondiente de hechos violentos, aunado a que tampoco se trata de un organismo capacitado como tal.

Pero eso no es todo, la insensibilidad de la GN y su incapacidad para interactuar con la sociedad, la ha llevado a agresiones contra la población por demás graves, como el ataque directo a una camioneta de estudiantes de la Universidad de Guanajuato, ocurrido en Irapuato y en el que perdió la vida Ángel, sin que hasta la fecha hayan quedado claras las responsabilidades de los atacantes.  

El saldo sigue siendo un sólo detenido, a pesar de que en el lugar se encontraron cartuchos de diversos calibres y de los testimonios de los estudiantes, en el sentido de que hubo un número importante de disparos de parte de la GN hacia ellos.

Con más pena que gloria, con más desarticulación que coordinación, con total improvisación, militarizada o no, la Guardia Nacional tiene rato en elEstado, sin que sea un factor de seguridad.

Más noticias

Comentarios

spot_img