- Publicidad -
sábado, julio 2, 2022

Alejandro Navarro ¿Reflectores o causas?

El sábado pasado, el alcalde capitalino asistió a la marcha del orgullo LGBTQ+, en la ciudad de León.

A decir de Navarro, su asistencia obedeció a la invitación de varios colectivos, por lo que se convirtió en el primer funcionario público en participar en una de estas marchas.

El edil ha reconocido que al estar en un puesto de elección popular se tiene “la manera de influir en los demás, desde la libertad y los derechos humanos”. Sin embargo no es lo que ha hecho Navarro.

Su discurso contrasta radicalmente con sus acciones. No hizo nada de ello desde su condición de diputado local, ni en su primero y ahora segundo periodo como alcalde.

No hubo, ni ha habido una iniciativa para lograr el reconocimiento local de esos derechos.

Como tampoco ha habido ninguna acción real de Navarro para proteger las 3 mil 700 hectáreas que se dictaminaron como las que se tendrían que regular, si es que se quería cuidar la Bufa y los cerros aledaños.

“Abanderar” las causas, no es cargar una bandera, sino la causa misma.

Lorena Alfaro y la intolerancia a la crítica

Recientemente, en su página de Facebook, la alcaldesa de Irapuato publicó una foto del actor Denzel Washington, con un mensaje que dice: “Recuérdalo: Nunca serás criticado por alguien que está haciendo más que tú. Siempre será por alguien que hace menos”.

Al mensaje, Alfaro agrego: “Siempre serás criticado por alguien que hace menos… o que no hace nada”.

A riesgo de parecer, a los ojos de Lorena Alfaro, que hacemos menos que ella, o que no hacemos nada, nos resulta muy preocupante su publicación.

Todo indica que a Lorena no le gustan las críticas, no obstante estar en la política y estar desempeñando una función pública, sujeta precisamente al escrutinio de todas y todos.

Preocupa además la forma en la que descalifica cualquier comentario a su actuar. Si quien critica es alguien que esta haciendo menos o nada, respecto del criticado, entonces cabe preguntarse ¿Qué pasa cuando ella es quien critica?, ¿Qué pasa cuando su partido o ella misma critican al contrario?, por ejemplo al presidente de la república.

La crítica a la administración pública es un proceso de retroalimentación, que tendría que ser muy saludable. Lástima que haya quienes les guste ejercerla, pero no escucharla.



Más noticias

Comentarios

spot_img