- Publicidad -
viernes, mayo 20, 2022

Aumentar el predial, la nueva ocurrencia de Navarro

Así, como para ver si nadie se daba cuenta, la administración que preside Alejandro Navarro, alcalde de la capital decidió incrementar el cobro de un buen número de cuentas prediales hasta en un 400 por ciento.

La estrategia falló de origen, pues el alza fue tan descarada que muchos de los capitalinos se dieron cuenta y protestaron.

El alcalde decidió no atender esas broncas, y apenas atinó a declarar que el impuesto predial permite disponer de más obras y servicios, las cuales por cierto no se han visto en Guanajuato capital en todo el tiempo que tiene Navarro en la Presidencia Municipal.

Tampoco la tesorera, Irma Mandujano, ha sido capaz de explicar el pretendido abuso.

Quien tuvo que salir al quite fue la secretaria del Ayuntamiento, a quien solo se ve en eventos protocolarios.

Martha Delgado Zárate, lejos de ofrecer una revisión a fondo de lo que había pasado y hacer un análisis interno, convocó a quienes se hayan dado cuenta del atropello que pretendía la administración, a acercarse para revisar cada caso.

Sin importar que en el mejor de los casos, se trata de una falla de la administración y que por lo mismo tendría que corregir, independiente de sí los propietarios o poseedores de inmuebles se hayan percatado.

Así, ni el Ayuntamiento, ni la administración asumen su negligencia y pasan la bolita a cada ciudadano, sabiendo que habrá algunos que no cuenta se den y el daño estará hecho.

Gobierno que parece de mala fe y contrario a los intereses de la sociedad, eso es lo qué tienen que soportar los capitalinos.

El descobijo al ambiente en Guanajuato

Cesar Larrondo Díaz, presidente de la Comisión de Medio Ambiente, contrario a sus actitudes de hacerse notar a toda costa, incluso con camiones rotulados con su nombre para transportar a sus invitados en el Congreso, sintiéndose casi como una celebridad de la música regional mexicana, se oculta al ser cuestionado sobre lo que si debería hacer público, como el por qué de los escasos recursos para la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial(PAOT).

La PAOT enfrenta una crisis no solo económica, con sus escasos 45 millones de pesos en presupuesto, sino que su titular, Gerardo Morales Moncada, ha sido criticado por no tener conocimiento en temas ambientales y que su llegada, solamente fue un acto de piedad burocrática para no dejarlo desamparado, luego de que Jesús Oviedo Herrera, se encargó de arrebatarle la Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial.

Si, hoy Guanajuato enfrenta una crisis ambiental severa, en León algunas curtidurías contamina el agua, en Salamanca la refinería y la termoeléctrica cada vez generan más contaminantes en el aire, la tala inmoderada en las zonas boscosas son presa de taladores furtivos y no se puede olvidar la extracción de material pétreo.

Isabel Ortiz Mantilla, titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial, pregona los compromisos medioambientales de Guanajuato, sin embargo parece que ha sido incapaz de combatir problemas arraigados al no conocer en su totalidad el terreno.

Pero la problemática empeora cuando los discursos no concuerdan con los hechos, cuando cada vez son más los recortes presupuestales para las dos instituciones encargadas de vigilar aquellas conductas que atenten contra el medio ambiente de Guanajuato.

Pues si, mientras son muchas las carencias ambientales, Gerardo Morales y Ortiz Mantilla prefieren mantenerse alejados de los problemas y solamente aprovechar en discursos promesas de mejores estrategias que no tocan puerto.

En el caso del Legislativo, Cesar Larrondo solamente se limita a levantar la mano en Pleno, aunque no ha mostrado una estrategia contundente para que con apoyo de la ley, la ecología en Guanajuato tenga un cambio de verdad.



Más noticias

Comentarios

spot_img