- Publicidad -
martes, julio 27, 2021

Candil de la calle

En el trabajo contra la violencia de género que realiza la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la capital del estado, de la que es titular Samuel Ugalde García, se podría decir que sucede aquello de: “candil de la calle, oscuridad de su casa”, lo que podría ser excesivo, sobre todo si los casos de violencia que reporta pudieron terminar en feminicidios.

Los datos proporcionados por la Secretaría de Seguridad Ciudadana son creíbles, dado el número casos de violencia de género que se informan y que, a decir de la dependencia ascienden a más de 600 y en cerca de 30 de ellos, según lo señalan son en los que intervino la Policía de Género y que pudieron haber concluido en el asesinato de las mujeres agredidas, esto es en feminicidios.

Así, igual se reconoce que no necesariamente en todos y cada uno de los casos el desenlace habría sido el asesinato, pero con uno solo que se hubiera impedido sería suficiente para reconocer el trabajo de la SSC en el combate a la violencia de género.

En contraste al trabajo que se realiza afuera, al interior de la SSC hay indicios, datos duros, que demuestran que hay acoso sexual, como fue el caso del comandante que recientemente fue castigado con sólo unos días de suspensión, por andar hostigando a una mujer policía, lo que reportan fuentes confiables es algo común en la corporación.

Lo anterior se señala porque aunque no se trate de violencia física, el acoso sexual de superiores jerárquicos en instituciones de seguridad pública, quien sufre el hostigamiento puede llevarla a problemas emocionales con daños muy importantes.

Por eso la tarea en cuanto a acoso sexual, al combate a la violencia de género, debe de empezar desde casa, lo que sin duda sabe Ugalde García.

Elvira no cumplió en seguridad

La carencia de policías en la Dirección de Seguridad Pública en Celaya fue reconocida desde la administración 2012, cuando se prometió al menos otros 200 elementos, cifra que no se alcanzó, tampoco en los siguientes tres años, y sin dar números, ahora se reconoce que en el gobierno de Elvira Paniagua no se llegará a los mil efectivos en la corporación.

Se estima que en Celaya hay unos 750 policías, quizá más, quizá menos, pero lo cual, pone de manifiesto que según las declaraciones de Elvira Paniagua, presidenta municipal, otra vez no se logró llevar esos 200 elementos a las filas, eso sí, se presume la compra de equipo, infraestructura y capacitación.

Factores para no llegar a la cifra mágica de mil elementos desde hace nueve años, la respuesta podría ser la creciente violencia en la ciudad y los 18 policías que lamentablemente perdieron la vida desde diciembre del 2019 a la fecha.

Incluso la propia alcaldesa reconoce que eso fue un factor determinante para no lograr el objetivo que plasmó en su Programa de Gobierno, pero respalda el trabajo de Miguel Ángel Simental, en la Secretaría de Seguridad, quien atrajo al menos unos 50 exagentes de la Policía Federal para reforzar la Policía Municipal.

A mayor cantidad de policías, supone mayor seguridad, pero aún y con el apoyo de las Fuerzas del Estado, la Guardia Nacional, la Gendarmería, la Policía Federal y el mismo Ejército Mexicano, la población es quien mejor opinión tiene de la percepción de seguridad en Celaya

Más noticias

Comentarios

spot_img