- Publicidad -
miércoles, abril 14, 2021

Celaya, un lugar complicado para ser policía

Guanajuato es el estado más peligroso para quienes pertenecen a una corporación de Seguridad Pública.

Para muestra, basta recordar el homicidio de tres agentes viales en Celaya el pasado lunes por la noche. Con estos, ya suman 28 homicidios a personal de alguna corporación de Seguridad Pública en Guanajuato.

Celaya además es uno de los municipios en donde los niveles de violencia han crecido exponencialmente desde el 2018, agravándose en 2019 y continuando en este año. Tan así, que asociaciones civiles han intentado la revocación de mandato para la alcaldesa Elvira Panigua.

El último cambio que decidió Paniagua fue la incorporación de Miguel Ángel Simental, experimentado oficial de la Policía Federal con conocimiento del estado, para encargarse de la seguridad en el municipio.

Las cosas no han salido bien con Simental. Tras el homicidio de estos tres agentes viales no le quedó más que aceptar que se han dado alrededor de 30 bajas en la Secretaría de Seguridad, debido a que los agentes no se sienten conformes y seguros con el desarrollo de su labor.

¿Cómo se le puede pedir seguridad a quienes no la tienen ni para ellos mismos? Para poder cuidar de los celayanses, primero la administración municipal debe cuidar de los policías.

El PRI se suma a las donaciones ‘desinteresadas’

El redigor priísta en León, Juan Pablo López Marún, adelantó que la fracción del Revolucionario Institucional propondrá que todos los ediles, incluido el alcalde, donen la mitad de su sueldo durante tres meses para ayudar a las familias afectadas económicamente por la emergencia del Covid-19, propuesta que la regidora Vanessa Montes de Oca había hecho ya algunos días antes.

Con esto los regidores leoneses se suben al tren de las “donaciones desinteresadas” en favor de los mas necesitados, y vimos ejemplos en los diferentes niveles de gobierno y partidos políticos, y justamente al tratarse de políticos es inevitable ver la intención oculta en estos actos altruistas, verse bien, hacer política, ganar voluntades, ciertamente a pocos se les creería que el donativo lo dan de corazón sin la conciencia de que se verán beneficiados, ya sea por un voto ciudadano o por una deuda interna de partido.

En fin política es política y cada quien hace su luchita, y se les agradece el apoyo, la buena voluntad, la ayuda, pero además de la luchita ojalá no se les olvide que como funcionarios la ley lo que les exige no son dádivas a los ciudadanos sino la creación de políticas públicas que propicien un entorno social favorable para el desarrollo íntegro de las personas, en un concepto general, claro sin meternos en tecnicismos legales.

Como ciudadanos, quienes reciban el beneficio de estas iniciativas, seguramente lo agradecerán pero tangamos en cuenta que tanta generosidad ahora de los regidores leoneses en mención, no los exime de su obligación de presentar propuestas de políticas públicas, que si hubiera las apropiadas, seguramente no tendrían que donar su salario que seguro será bien recibido pero, a trabajar que para eso ocupan el cargo.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img