- Publicidad -
jueves, mayo 19, 2022

Langebio, sin empatía y con opacidad ante el acoso sexual

Los casos de presunto acoso sexual en Cinvestv-Langebio, uno de los centros de investigación más importantes en el continente, se han hecho públicos ahora de manera contundente.

Se tenían datos desde marzo del año pasado, cuando Zona Franca identificó una denuncia hecha por una de las investigadoras en un muro de esa institución, sin embargo no fue sino hasta que la organización “Las Libres” empezó a hacer el acompañamiento de las mujeres agredidas, que el caso tomó una dimensión importante, al menos en el interior de las instancias administrativas del propio Cinvestav.

Esto es, todo indica que el Cinvestav fue incapaz de procesar la denuncia y hacer el acompañamiento de las víctimas. Fueron la experiencia y los conocimientos de “Las Libres”, lo que acabó de ser determinante para que fueran, no solo escuchadas, sino atendidas.

No ha sido fácil dar seguimiento a cada uno de los procedimientos, porque, convenientemente para el presunto agresor, todo se lleva en Ciudad de México, en las oficinas centrales del Cinvestav, sin facilitar nada a las posibles víctimas.

Mientras ello ocurre, el centro de investigación donde se dieron los diversos hechos de acoso y hostigamientos que han sido denunciados, y que tiene su sede en Irapuato, ha guardado silencio, sin fijar postura y manteniendo, al menos así aparece todavía hoy en su página, al presunto agresor como uno de sus investigadores.

Es de suma gravedad la opacidad y la poca o nula empatía con que este centro de investigación procesa sus casos de acoso y hostigamientos sexual.

Luis Alberto Villarreal se va por la puerta de atrás

Como se había anticipado, Luis Alberto Villarreal, el alcalde que había solicitado licencia para enfrentar el proceso electoral del que salió derrotado, regresó para disfrutar del día del alcalde, ese día en el que rinde un supuesto informe para ser aplaudido por sus invitados.

Pero los cálculos de Villarreal salieron mal, los elogios se volvieron manifestaciones en su contra y abucheos.

Estuvieron los transportistas, los habitantes de muchas de las colonias que padecen la falta de agua, como: Montes de Loreto, San Luis Rey, San Jorge, Infonavit La Luz, Francisco Villa, Bella Vista, Santa Cecilia y varias más.

Estuvo la sociedad reclamándole su mal gobierno, de modo que tuvo que salir por la puerta de atrás del teatro Angela Peralta, el recinto escogido por el alcalde para “su” evento.

A pesar de ello, no pudo escapar de más abucheos y reclamos. Tuvo que intervenir la policía local para bloquear a las personas que gritaban consignas en contra del todavía alcalde y permitirle su tránsito hacia el lugar del brindis, en el que festejaría lo infestejable: su gobierno.



Más noticias

Comentarios

spot_img