- Publicidad -
miércoles, abril 21, 2021

Éctor Jaime y la memoria

Legislar sobre la legalización de la mariguana no es una concesión del gobierno y mucho menos de los legisladores. Los cambios normativos obedecen al cumplimiento de una instrucción generada desde uno de los poderes de la Unión: La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Es pues, el reconocimiento de un derecho.

El Poder Legislativo no tiene de otra que cumplir con la sentencia de la Corte, para lo cual dispone hasta el 15 de diciembre.

Sin embargo hay legisladores que no terminan de entender la trascendencia de esa orden y al parecer pretenden olvidar su obligatoriedad.

Tal es el caso del médico y diputado Éctor Jaime Ramírez Barba, quien se manifestó en contra del uso lúdico de la hierba, con un argumento de extrema pobreza médica y legal: según Ramírez Barba, el consumo de mariguana afecta la memoria.

Llama la atención porque estamos seguros que no hay actividad humana que afecte tanto a la memoria, como la política.

Sí, los políticos son quienes en cuanto son gobierno olvidan todo lo que prometieron en campaña, y no por ello hay alguien que pretenda que se prohíba su actividad.

Así que mejor le vendría recordar a Ramírez Barba que protestó cumplir y hacer cumplir la ley, y que acatar las determinaciones de la SCJN son parte de ese juramento, que al parecer se le anda olvidando.

En peligro el bono COVID en la capital

Resulta que el bono que ofreció el gobierno municipal de la capital ahora está en riesgo. Se trata de una compensación que habría de darse a los trabajadores que han estado luchando para impedir que el virus se propague, pero como se sabe las finanzas municipales han sufrido mermas muy importantes.

El tesorero Juan Antonio Valdés Fonseca se truena los dedos para saber cómo le hará para conseguir los dos millones, mínimo, que son necesarios, para darles un pago adicional del 40 por ciento de lo que reciben en la época del FIC, a trabajadores de Limpia, Policía, Protección Civil, tránsitos y del área de salud, que han hecho un trabajo extraordinario para buscar que los ciudadanos cumplan con las medidas que eviten que el coronavirus de propague.

Al alcalde Alejandro Navarro se le ocurrió adelantarse y decir que sí se puede apretar más el cinturón de la administración municipal para dar este bono, pero la realidad es que a penas están ajustando el déficit presupuestal que traen, y dinero extra no hay.

Mal se verá el alcalde, que después de hacer público el bono, a la mera hora les diga a los trabajadores que siempre no, eso sí, mientras ello ocurre la síndica María Elena Castro Cerrillo logró que le dieran más de 300 mil pesos para adornos navideño.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img