- Publicidad -
viernes, agosto 19, 2022

El absurdo silencio del PAN

Acción Nacional enmudece cuando del electo diputado federal, Jorge Romero se trata, muy institucionalmente el dirigente estatal del partido, Eduardo López Mares respondió que el Poder Judicial tiene la última palabra.

Esa fue su postura frente no a una, sino dos víctimas que denunciaron por violación a su púpilo, a quién se le aprecia muy favorecido, luego de que la Fiscalía minimizó a un abuso sexual, al menos el único caso que se ha judicializado.

Pero, ¿y si el inculpado fuera de otro partido de oposición?, no es premonición, pero con seguridad por lo menos una exigencia de justicia la habría.

López Mares también dijo que estarán expectantes del caso para tomar decisiones, porque claro creen en la justicia impartida por las instituciones que emanan del gobierno blanquiazul, no en el testimonio de dos mujeres.

Y no es extraño, siempre ha sido así, la palabra de las víctimas, al menos en Guanajuato no vale nada, más aún si el inculpado es del partido del poder.

Ni siquiera el PAN pone en entredicho el trabajo de la Fiscalía, o del prestigioso Centro de Justicia para las Mujeres, que por primera vez reclasifica un delito a menor.

Es así, como López Mares se lava las manos y el supuesto compromiso panista por erradicar la violencia contra la mujer, será el discurso trabajado para una próxima elección.

Y Jardines de Capellanía… ¿para cuándo?

¿Para cuándo tendrán vivienda? Es la pregunta que se hacen de manera continúa estas familias de Jardines de Capellanía que lo perdieron todo, porque otra vez se repitió el capítulo y la historia de las familias que compran terrenos en tierras irregulares o que existen dos propietarios de un mismo predio y siempre hay un “ganón”. Aquel que más dinero y poder tiene.

Esa es la incógnita con la que viven 25 familias que fueron despojadas de sus tierras y derrumbaron sus viviendas el pasado 17 de noviembre del presente año.

Ayer, aunque las familias tuvieron una reunión con el Instituto Municipal de la Vivienda (Imuvi), no se llegó a nada, no hubo una solución, tampoco habrá un préstamo de emergencia. ¿Por qué no hay solución? Porque el Imuvi solo vende proyectos, casas “a bajo costo”, no hay opción para terrenos o créditos.

Los afectados en esta reunión esperaban que estuviera presente el director del Imuvi,Pablo Arturo Elizondo Sierra, pero presuntamente, nunca llegó, porque a estas familias las atendieron otros servidores públicos.

La pregunta que nos hacemos es: ¿entonces en dónde quedan los servidores públicos 24/7? Y ¿ese gobierno humano, qué se tanto se presume en esta a administración, si ni siquiera hay seriedad para atender este tema de 25 familias, que hoy viven en la calle y no saben hasta cuándo estarán en esta situación?

A esta historia todavía le falta, y ya veremos en qué termina. Porque todavía no hay una vivienda digna, solo casas a un costo que es imposible pagar para la ciudadanía.

Más noticias

Comentarios

spot_img