- Publicidad -
miércoles, diciembre 8, 2021

El Festival del Globo y su responsabilidad

Al inicio de la edición de este año del Festival Internacional del Globo, que se realiza en la ciudad de León, prácticamente todo el mundo fue testigo de cómo uno de los aerostáticos chocó con la azotea de una casa y derribó al menos el tinaco de la misma, causando daños sensibles a la vivienda.

La organización del festival, solo unas horas después, salió a explicar el accidente, dada la fragilidad de los propios globos y que en muchos casos están a merced de las condiciones del clima.

En el comunicado, el FIG también informaba que los ocupantes del globo habían sufrido algunos golpes, pero que afortunadamente no eran de consideración.

Sin embargo, nada decía de los daños causados, ni del mecanismo para repararlos. Ninguna mención hacia esas otras víctimas. Ni siquiera una disculpa.

Ojalá solo hayan fallado sus mecanismos para comunicar oportunamente y no la manera de enfrentar esas responsabilidades, pues ningún festival debe desconectarse de la sociedad que lo acoge.

La CTM víctima del PRI

El primer Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLC), no solo fue negociado, sino firmado y festejado por el gobierno priista del entonces presidente Carlos Salinas de Gortari.

Tras la llegada de Trump al poder en los Estados Unidos, el gobierno del también priista, Enrique Peña Nieto tuvo que negociar una nueva versión del tratado.

Una parte importante del mismo fue la relación obrero-patronal en los tres países firmantes, con especial énfasis en lo que ocurría y ocurre en México, donde infinidad de líderes sindicales se han enriquecido a costa de una serie de relaciones complicitarias con los patrones y con el gobierno. Y en donde el sindicalismo ha sido una simulación.

Todo eso provocó que México tuviera que admitir observadores del T-Mec y de la Organización Internacional del Trabajo en los procesos sindicales.

Así que si ahora organizaciones de trabajadores afiliados a lo que queda de la CTM, la vieja filial del PRI, se quejan del T-Mec, como lo hace el Sindicato Nacional “Miguel Trujillo López”, quien tenía el contrato colectivo con General Motors, en realidad es porque hasta ahora se están dando cuenta que son víctimas de una modernidad y de un proceso democrático que hasta el PRI tuvo que firmar.

Más noticias

Comentarios

spot_img