- Publicidad -
martes, julio 27, 2021

El síndico salmantino se siente vulnerado

Pese a ser acreedor de una sanción por violencia de género por parte del Tribunal Electoral del Estado de Guanajuato (TEEG), el síndico del Ayuntamiento de Salamanca, José Luis Montoya Vargas asegura que no entiende a quién insultó, y eso, sin lugar a duda, es lo más grave.

Más grave aún le pareció exagerada la sanción.

Independientemente de que se haya referido a un meme o no, uso las palabras para insultar y agredir a una mujer. Textualmente el funcionario público ‘Y aparte de imbecil frigida !!” (ambas palabras, por cierto, las escribió sin acento), pero dejando afuera lo poco o mucho que conozca de ortografía, lo cierto es que una sanción no le dio pauta para reconocer que se equivocó.

Al contrario, se sintió estigmatizado e incluso señaló que se violentaron sus derechos, y cayó en la incongruencia y una suma de contradicciones para tratar de defenderse.

Sabe la definición de la palabra ´meme´ según la RAE, pero no acepta el significado de la palabra ‘coito’, porque para él solo aplica en los animales, esto al describirse como un hombre a quien dios le dio la fortuna del raciocinio y los sentimientos.

Y es que de ser conveniente para él, al tratarse de un meme falso, fue exagerado que se le sancione por escribir la palabra ‘frígida’, pero momentos después asegura que se sintió ofendido por el meme falso de la senadora, Lilly Téllez, que decía: ‘En el coito, dos minutos son suficientes para que un hombre embarace a su esposa, lo demás es perversión, vicio y socialismo’.

El funcionario precisó: “el coito, con todo respeto, a mi dios me dio la fortuna del raciocinio y los sentimientos y para mi eso se llama acto de amor, entonces no es un coito, no soy perro, ni soy un animal”.

Atribuyó la situación a un trasfondo político y sea cierto o no, le dio armas al enemigo

Primero destacó que no le importaba la sanción y posteriormente se retractó, pues los ocho días suspendido sin goce de sueldo, atentaban a su derecho de ganarse la vida para sostener a su familia.

Todavía aprovechó para defender a la alcaldesa, Beatriz Hernández, quien dijo ha sido víctima de violencia política y más.

Con patadas de ahogado, solo dejó en claro que impugnará la sanción que le fue impuesta y no acatará la sanción, porque lo más lamentable es que aún no sabe a quién ofendió.

La FGE no le responde ni a la PDHEG, ni a Bárbara Botello

La Fiscalía General del Estado no le ha contestado a la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato, tras está ultima señalar que sí se vulneraron los derechos de la exalcaldesa de León, Bárbara Botello en su detención en el 2019.

El contexto desde que se puso una denuncia penal en contra de la expriísta, es que hay una persecución política contra ella desde que terminó su administración, al menos así lo ha mencionado ella.

De hecho, la exalcaldesa ha presumido como es que de todas las denuncias en su contra y contra el personal de su administración, ha salido victoriosa, pero en esta ocasión parece existir resistencia por parte del FGE para aceptar o hacer algo por haberle vulnerado sus derechos en la detención.

Tanto la PDHEG como Bárbara Botello esperan la respuesta de la Fiscalía, y más que una respuesta, esperan acciones.

Lo cierto es que la Procuraduría de los Derechos Humanos se topó con una institución que ha sabido defenderse, lo que podría complicar o al menos, hacer que esta respuesta se tarde en dar.

Más noticias

Comentarios

spot_img