- Publicidad -
martes, julio 27, 2021

El Zapotillo, nada ni nadie lo resolverá

Desde el principio de la administración de Andrés Manuel López Obrador ha habido mensajes contradictorios sobre continuar o cancelar la obra hidráulica más importante para la zona de los Altos de Jalisco y León: la presa de El Zapotillo.

Enredada en múltiples conflictos sociales, técnicos, financieros y administrativos, la obra está parada desde antes de que empezara el mandato del actual presidente de la República.

De hecho podemos decir, sin temor a equivocarnos, que lo único consistente, desde que empezó la construcción, han sido los problemas.

Por su parte, el gobierno federal se ha comprometido tanto la finalización de la presa, como a su cancelación, aunque no ha hecho ni lo uno, ni lo otro.

Cancelar la obra tiene un alto costo económico, como también en términos de dotación de agua a estas poblaciones. Seguir con ella tiene consecuencias sociales devastadoras para varias comunidades jalicienses, que evidentemente Enrique Alfaro, el gobernador del Estado vecino no ha resuelto.

Tal vez sea por eso que el gobierno federal no ha decidido qué hacer, o más bien: ha decidido que transcurra el sexenio sin hacer nada.

La momias podrían visitar la Feria de Verano

Las famosas momias de Guanajuato podrían regresar a León a la Feria de Verano que se tiene proyectada a principios de julio.

El secretario de Ayuntamiento de la capital, Héctor Corona León reveló que existe la intención de que los cuerpos áridos sean exhibidos una vez más en la ciudad zapatera, aunque están a la espera de que llegue la invitación formal.

Este hecho podría poner al gobierno de Alejandro Navarro Saldaña en el ojo público, pues recientemente la Auditoría Superior del Estado de Guanajuato (ASEG) detectó, en la revisión que hizo al municipio, que en sus anteriores viajes las momias no habían pedido permiso para salir de la ciudad.

Es decir, que el gobierno de Navarro se pasó por el arco del triunfo el ‘Reglamento de la Ley General de Salud en materia de control sanitario de la disposición de órganos, tejidos y cadáveres de seres humanos’, que señala que para el traslado de cuerpos áridos es necesario tramitar un permiso sanitario ante la Secretaría de Salud del Estado y uno administrativo ante el pleno del Ayuntamiento.

Si se concreta la invitación, Navarro estaría obligado, ya no por la presión social sino por la observación de la ASEG, a cumplir con cada uno de los trámites y permisos para garantizar la integridad de las momias.

Más noticias

Comentarios

spot_img