- Publicidad -
martes, mayo 18, 2021

En cuestión de transporte, nadie cumple

Desde que comenzó la contingencia sanitaria en Guanajuato y sobre todo en una de las ciudades más grandes que es León, se puso especial interés al tema de transporte público: ¿cómo se iba a lograr que estos no fueran llenos y fueran foco de contagio?

Aunque en su momento, en una entrevista con Zona Franca, la titular de Epidemiología, Fátima Melchor y otros especialistas consideraron que no estaba comprobado que el transporte fuera un lugar para incrementar contagios, posteriormente al ver que estos iban totalmente llenos comenzó a causar preocupación, sobre todo para los usuarios.

Por una parte los empresarios de todos sectores presionaron a los concesionarios, liderados por Daniel Villaseñor, a que incrementaron las rutas y aportaran a los protocolos sanitarios, él mismo en múltiples entrevistas aseguró que esto se estaba haciendo, caso contrario a lo que mostraron muchas fotografías de medios de comunicación y de los mismo usuarios.

La segunda parte fue el apoyo del sector en intentar escalonar los horarios, pero esto sigue sin ser visto realmente, las estaciones de transferencia lucen con filas interminables, los camiones van a su capacidad total y claro no existe la sana distancia.

Pero ojo, no solo se trata del transporte público porque el mismo sector privado prometió dotar de transporte y mucho, a sus colaboradores para que estos no fueran por ejemplo en camionetas atiborradas. Porque de qué serviría gastar y tener los protocolos en cada una de las empresas, si durante el trayecto iban a ocurrir los contagios. Pues esto tampoco ha pasado.

Basta andar por la ciudad en horarios de entrada, salida o entrega de mercancía para ver a muchos trabajadores en las cajas de las camionetas amontonados y peor aún sin un cubrebocas, si bien la empresa no puede estar vigilante todo el tiempo, tampoco está dando más medios de transporte para evitarlo.

Volvemos a las dos situaciones que se ha presentado entre gobierno-ciudadanos, apostar a la consciencia, aquí es la misma patrón-empleado, apostar a la consciencia que no está siendo precisamente la mejor.

Nadie multa a los transportistas en las cientos de rutas que llevan gente sin cubrebocas y sin sana distancia, nadie tampoco dice nada al sector privado que expone a sus trabajadores. Nadie cumple entonces….

Una incertidumbre más: vacunas.

La falta de vacunas en el almacén de la Secretaría de Salud de Guanajuato es un duro golpe para las familias del estado.

Afecta no solo por el miedo que los padres de familia tienen por no disponer de las vacunas que les corresponden a sus hijas e hijos conforme a sus meses de vida, sino en el ingreso de las mismas familias que se verá perjudicado por conseguir esas vacunas de manera particular.

El tema no es menor. El desabasto de vacunas se da en un contexto donde dos sistemas de salud –el estatal y el federal– compiten tras el surgimiento del Instituto de Salud para el Bienestar o Insabi; se da también en un momento pandémico mundial que obliga a la sociedad a ser más responsable con su salud y se deja ver qué tan desprotegido puede quedar un infante en sus primero meses de vida en México.

Ayer durante la mesa de trabajo que los diputados locales tuvieron con el titular de la Secretaría de Salud, Daniel Alberto Díaz Martínez se evidenció la urgencia de que el gobierno federal adquiera los biológicos faltantes porque los niños son los más impactados.

Aún no hay nada certero, ni una fecha, ni cuántas dosis.

El panorama es desalentador. Al final, la importación de estas vacunas al país está en manos de la Cofepris y de la Federación, por lo que su llegada a la entidad aún está en la incertidumbre.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img