- Publicidad -
jueves, julio 29, 2021

García Cabeza de Vaca, sus negocios en Guanajuato

Resulta que Francisco Javier García Cabeza de Vaca, todavía -al menos al escribir esta columna- gobernador de Tamaulipas habría extendido sus tentáculos financieros hasta
Guanajuato.

Cabeza de Vaca habría abierto un lujoso viñedo en Dolores Hidalgo, hace apenas unos tres
años, justo en “La Ruta del Vino”, creada por el entonces secretario de Turismo de
Guanajuato, Fernando Olivera, hoy secretario de eso mismo en… Tamaulipas.

El polémico mandatario, sobre el que pesa una orden de aprehensión y un desafuero
determinado por el Congreso Federal y cuya defensa se basa en la anacrónica figura de
protección a la investidura, no en su inocencia, habría tenido el tiempo y sobre todo los
recursos para invertir en estas tierras.

De acreditarse lo anterior, García Cabeza de Vaca dejará muy mal parados a Román Cifuentes y a los diputados panistas en el Congreso del Estado y a algunos en el Congreso de la Unión, que cada que tienen oportunidad se rasgan las vestiduras para defenderlo.

Por cierto, la defensa a ultranza del fuero no contribuye al esclarecimiento de los hechos.
El fuero es obsoleto y defenderlo y defenderse a través de él, no hace sino insistir en lo
que no debería ser. Ojalá pronto pasemos a discutir la culpabilidad o inocencia de este
personaje, por lo pronto la Ruta del Vino podría quedar manchada por la ruta del dinero
que la Fiscalía General de la República ha puesto en la mira del gobernador tamaulipeco.

Una sanción insuficiente

A diferencia de la Verónica Cruz Sánchez, quien expresó que la sanción al comandante, Rogelio “N” por hostigamiento sexual en la capital no es suficiente, la directora de Atención a las Mujeres, Liliana Aguilera Padilla consideró que la suspensión de 28 días fue una sanción “importante”  pues la media fue más larga al rango máximo de días. Al final es la administración hablando.

Sin embargo, el tema no acaba ahí. El hostigamiento sexual y laboral en las administraciones municipales es algo que se debe de abordar con la máxima seriedad y cero impunidad.

La idea es que este tipo de comportamientos no se viva en ninguna dependencia y por supuesto en la sociedad.

Si bien, la autoridad ha determinado una sanción, parece ser que se dio más por el tema mediático y no tanto por la iniciativa de defender los derechos humanos y laborales de los servidores públicos.

En un principio parecía existir resistencia ante el hecho, sin embargo, ahora se está a la espera de lo que la Fiscalía General del Estado resuelva de este hecho para determinar todavía más el futuro del comandante.

La sanción pareciera no ser suficiente cuando, se insiste, es necesario tomar medidas para evitar que esto vuelva a pasar.

Ahora después de esto solo reta esperar que la autoridad capitalina ofrezca la protección  necesaria para todo su personal y con ello se pongan alto a estos hostigamientos

Más noticias

Comentarios

spot_img