- Publicidad -
miércoles, junio 19, 2024

La administración de Navarro se mete en la sucesión de la UG

Sin que se publique todavía la convocatoria para suceder a Luis Felipe Guerrero Agripino, Teresita Rendón Huerta Barrera, rectora del campus Guanajuato, ya ha hecho públicas sus intenciones de contender por la Rectoría General de la Universidad de Guanajuato.

Llama la atención que una académica de la talla de Teresita no cubra las formas y le ganen las prisas, pues no solo la hace ver con una enorme desesperación, sino con un gran desaseo.

Pero el desaseo mayor tal vez está en el apoyo que recibe esa candidatura desde la administración municipal de la capital.

Héctor Corona, quien ha sido secretario del Ayuntamiento, jefe de gabinete y ahora supuesto innovador en políticas públicas, todo en el gobierno de Navarro, se da tiempo también para coordinar y asesorar la campaña de Rendón Huerta Barrera.

En lugar de buscar soluciones a problemas como el persistente incendio en el basurero municipal, la crisis del transporte público, la inseguridad, los pésimos servicios municipales y un largo etcétera, Corona prefiere seguir cobrando en el municipio y “trabajando” para la rectora de campus.

Lo irónico es que mientras todas las fuerzas políticas han sido cuidadosas de no violentar la autonomía universitaria, vengan a hacerlo, o por lo menos a permitirlo Alejandro Navarro, el presidente municipal y la propia Teresita Rendón, olvidando que en política, la forma es fondo.

¿Y dónde están los policías?

En 1984 se estrenó la película Loca Academia de Policías, la trama es algo burda, donde la policía de Nueva York abre convocatoria para reclutas, al reconocer que hay corrupción dentro de la corporación y necesita nuevos elementos.

Sin embargo, quienes responden al llamado son ciudadanos elocuentes, con características risibles, pero logran acabar con un grupo delictivo y son condecorados.

La realidad en Celaya es alarmante, con un déficit de 717 policías, solamente 382 en activo, esto implica que si acaso, 191 policías patrullan la ciudad y las 65 comunidades en turnos de 12 horas.

Pero este fenómeno no es nuevo en Celaya, solo basta recordar como en años anteriores se desintegró la policía montada, los polibicicletos, la unidad k9 y los policías pie tierra y por último, la policía auxiliar.

Quizás por cuestiones de operatividad se podría justificar, el hecho es que en el último año solo egresaron 35 policías del Instituto de Formación Policial y, las nuevas incorporaciones, son de ex federales, de ahí que no se pudo cumplir el objetivo de 12 policías contratados al mes.

El tema no es tan sencillo como abrir una convocatoria como en Loca Academia de Policía y de atraer a todos los aspirantes, pero resulta hasta complicado sumar exfederales a la corporación y mas al INFOPOL. Por ello. cuando se hace un llamado al 911, los ciudadanos solo pueden preguntarse. ¿Y dónde están los policías?

ÚLTIMAS NOTICIAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

LO MÁS LEÍDO