- Publicidad -
sábado, abril 10, 2021

La delegación del IMSS, una caja de pandora

Hace unos días, Zona Franca publicó lo que se presume son una serie de irregularidades en el cobro del “bono extra COVID” por parte de empleados administrativos del IMSS.

Ahora nos encontramos con más irregularidades que repercuten también en la primera línea de atención de enfermos de la pandemia.

Resulta que los baños en los que sea asea el personal médico que atiende pacientes de Covid-19, durante todo el año que lleva la pandemia, no han estado en las condiciones mínimas para poder operar y por tanto este personal, las más de las veces, tiene que bañarse hasta llegar a su casa.

A decir de empleados de la clínica T1, la principal del Seguro Social en el Estado, no se trata de que se carezca de recursos, pues éstos se han usado en poner piso de mármol en áreas vestibulares, en lugar de mejorar las condiciones de trabajo.

La sociedad se ha sensibilizado en cuanto al enorme trabajo que desarrolla el personal de salud, las largas faenas poniendo en riesgo sus vidas y las de sus seres cercanos, sin embargo parece que esa sensibilidad no ha permeado a todas las autoridades administrativas del instituto, algunas de las cuales parecen más ocupadas en ver cómo se distribuyen los bonos por tiempo extra.

La imposibilidad de parar la pandemia

Más allá de todas las recomendaciones que se han hecho para evitar los contagios, la mejor manera de parar esta pandemia, sin duda, es a través de la vacunación masiva.

En la medida que toda la población pueda acceder a alguno de los biológicos aprobados por las autoridades sanitarias, es en la que podríamos frenar realmente la cadena de contagios.

El problema es que el mundo nunca se había enfrentado a una vacunación tan grande como su población total. Tras el desarrollo de los esquemas de vacunación, ahora hay que lograr ofrecerla para todo el mundo… literalmente.

México ha enfrentado por tanto, problemas de abasto de los diferentes laboratorios que surten las vacunas; pero además, a ello se ha sumado un extraño esquema de distribución de la Federación, que ha resultado polémico entre los expertos.

Así que ante este escenario, las autoridades de salud del Estado consideran cada vez menos probable que los guanajuatenses estemos vacunados en este año.

Una situación así evidentemente complica el manejo de la pandemia, que mientras tanto sigue enfermando y matando a miles.

Más noticias

Comentarios

spot_img