- Publicidad -
domingo, abril 18, 2021

La insistencia política vs el bien común

¿Cuál es la congruencia de un médico que, contrario a los expertos de salud, asegura que el regreso a clases podría ser una realidad cumpliendo solo con las medidas sanitarias, aun cuando su juramento es hacer de la salud y de la vida la primera de sus preocupaciones?

Éctor Jaime Ramírez Barba, aun en plena contingencia, insiste en la consumación de eventos que puedan alterar la curva de contagios de manera preocupante. En un principio estuvo a favor de la realización de la Feria de León y nuevamente asegura que se puede regresar a clases, con el seguimiento de medidas sanitarias.

El chiste, pereciera, es hacer su trabajo como político en apoyo a las decisiones de su partido blanquiazul, pero el peligro sigue latente.

Los expertos aseguran el regreso a clases se tienen que dar con las condiciones donde haya una disminución importante en el número de contagios, y la capacidad hospitalaria, además del número de vacunas ya aplicadas.

El optimismo político para haya un regreso a clases, para que se celebre una feria estatal o se habrán nuevos espacios públicos, sin duda podría significar un impulso a la reactivación del estado, pero ello también abonaría a que, en un descuido, exista un nuevo retroceso y entonces, esto  podría tener un costo caro en la salud de la sociedad.

Para Navarro la campaña es lo importante

Este año fue un contundente sí, el que expresó Alejandro Navarro respecto de la celebración del tradicional Viernes de Dolores en la capital del Estado.

También ha confirmado que la sesión solemne del Ayuntamiento se llevará a cabo en la
Alhóndiga de Granaditas.

El problema sigue siendo la ocupación del espacio por los vendedores de flores y del
público en general que acude a ello, así como las personas que se congregarán en las
minas o en los altares.

Fiscalización ha dicho que este año espera expedir alrededor de 150 permisos de venta de
flores; por su parte, la Jurisdicción Sanitaria prácticamente ha cruzado los dedos y ha
dicho que confía en que la ciudadanía haya aprendido la lección y sea quien evite los contagios.

Lo evidente es que Navarro no quiere cancelar este año la celebración, no porque tenga
un plan sanitario, sino porque quiere seguir en campaña para su reelección

Más noticias

Comentarios

spot_img