- Publicidad -
lunes, noviembre 28, 2022

La no coordinación en Salamanca

¿O hay coordinación o no la hay?, No hay coordinación ‘a medias‘ como lo quiere pintar el alcalde salmantino, César Prieto Gallardo, a quien le cuesta trabajo exhibir al Estado, pero bien que le sale exaltar el apoyo que recibe de la Federación, que por cierto encabeza Andrés Manuel López Obrador, su padrino y claro, ambos son de Morena.

Y es que según Prieto Gallardo los de la Guardia Nacional, el Ejército y sus policías están coordinados, pero su ‘coordinación’ no es efectiva, ya que con el gobernador, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo y el fiscal, Carlos Zamarripa solo hay una comunicación cordial.

Pero también dice que no le quiere ‘echar la bolita’ a nadie, ni repartir culpas por los nulos resultados en seguridad, que está ocasión cobraron la vida de cuatro trabajadores de una taquería, que después de 15 años cierra su negocio ante este fatal desenlace.

Y casi pecaba de panista, cuando al igual que su vecina Lorena Alfaro recurrió al discurso de que la seguridad es compromiso de los tres niveles de gobierno y la sociedad, lo que corrigió hablando de la falta de confianza para denunciar, cuando son víctimas por ejemplo: de extorsión.

Entre el ‘te golpeó, ‘pero’ te sobó’ al Gobierno del Estado, el alcalde sorteó las preguntas de la prensa, para regresar de nueva cuenta a la que nunca falla “la reconstrucción del tejido social”.

Pero lo cierto es que otros cuatro trabajadores de un negocio fueron asesinados, lo cierto es que como ha sido en los últimos años, los comerciantes tienen miedo, lo cierto es que han sido blanco de amenazas, extorsiones, homicidios desde la pasada administración, sin que nadie haga algo.

Más soldados para Guanajuato, sin una nueva estrategia

La llegada de 500 elementos más  del Ejército a Guanajuato para atender el tema de la inseguridad, de poco servirá si no hay coordinación con el Estado y los municipios al igual que inteligencia.

La presencia del Ejército y de la Guardia Nacional en Guanajuato ha demostrado históricamente que no ha servido para inhibir la inseguridad; de hecho parece que esta problemática evolucionó, y paso a recrudecer el contexto de la violencia en la entidad.

La estrategia de seguridad sigue sin dar resultados, pese a que presuman una baja en los homicidios dolosos, y sin embargo la resistencia de los gobiernos de reconocer que ésta no está funcionando sigue presente y más allá de recomponerla, le sigue apostando a lo mismo: más elementos de las fuerzas armadas en la calles.

En fin, los militares ya están en las calles, el despliegue estará presente en los municipios con mayor incidencia delictiva, y solo se espera una cosa: resultados.

Esperemos que el contexto cambié y con ello, la paz regrese a la entidad.

Más noticias

Comentarios

spot_img