- Publicidad -
jueves, abril 22, 2021

La política, obstáculo para una guía bioética

Hace unas semanas se filtró lo que después se matizó como un “borrador” de una Guía Bioética Sobre la Asignación de Recursos Médicos en Casos de Emergencia”, como lo es esta pandemia.

La UNAM, institución que es parte del Comité que realizar ese documento, se deslindó del mismo, al no haber sido consultada.

A la par, una serie de políticos cuestionaron severamente el texto, pues, en ciertas condiciones es el marco a través del cual se determinará a qué paciente se le dará prioridad en la atención en un hospital, a quien se le asignará una cama de terapia intensiva, a quien un respirador, entre otros supuestos, lo que puede llegar a equivaler en mucho casos, decidir quien vive y quien muere.

La guía no tendría razón de existir, si nuestro sistema de salud no se viera rebasado por la pandemia en este caso, o por una situación muy específica.

Si queremos tener una idea qué tan rebasado estará este sistema de salud, baste saber que ya hay hospitales en la Ciudad de México que han manifestado estar saturados, como el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias.

Es grave, mucho muy grave no contar con ese documento a estas alturas de la pandemia en México.

El establecimiento de reglas para un eventual manejo de crisis hospitalaria, no debe ser nada fácil y debe reunir a especialistas de diversas disciplinas, porque quienes tengan que aplicar esa guía, tendrán que tomar decisiones –literalmente- de vida y muerte.

Lo que no podemos permitir es que la discusión se contamine por intereses de políticos, partidistas y populistas, sino que sean los especialistas de más alto nivel en el país los que la definan.

Dejemos que lo hagan y que lo hagan lo más pronto posible y ojalá logremos y tengamos presente siempre, como lo define la Dra. Abril Saldaña en un artículo publicado recientemente en este medio, que “todas las vidas merecen ser posibles”.

Tolerancia municipal a tiendas de Salinas Pliego

Desde hace semanas el principal accionista de la televisora TV Azteca, Ricardo Salinas Pliego, se manifestó escéptico de los daños que podría causar la pandemia de coronavirus a la salud de los mexicanos, tanto así que no suspendió actividades no esenciales en sus empresas, y todos sus empleados deben acudir normalmente a sus labores.

Esta postura la asumió durante un discurso corporativo y fue enfático en señalar que sería peor el daño económico de una cuarentena que el daño a la salud que podría causar el virus, y la oposición a las acciones del gobierno federal rayaron en lo ilegal cuando el principal presentador de noticias Javier Alatorre, en horario estelar, en cadena nacional presentó una nota en la que cerró haciendo un llamado a los mexicanos a “no hacerle caso” al subsecretario de Salud Federal, Hugo López-Gatell.

Así que es bien sabido que el empresario no piensa seguir las recomendaciones del gobierno federal en materia de prevención contra el coronavirus, y esta indicación parece no sólo ser para la televisora, sino para todas sus empresas, entre ellas las tiendas Elektra y Salinas & Rocha, que pese a ser tiendas de muebles y electrodomésticos y por lo tanto no esenciales siguen abiertas en muchas partes.

Particularmente en Salamanca esto ya causó protestas por parte de comerciantes locales, que exigieron a la alcaldesa Beatriz Hernández Cruz que se apliquen las recomendaciones y sanciones a todos o a nadie y cierre a estas tiendas o permita abrir al resto.

Y la situación es similar en Irapuato del alcalde Ricardo Ortiz Gutiérrez, que fue el primero en advertir que a quien no obedeciera lo harían obedecer los policías, así estos establecimientos permanecen abiertos y a unos metros de la casa municipal, mientras otros pequeños comercios ya fueron multados y clausurados por no seguir las recomendaciones, lo cual evidentemente es injusto para los comerciantes.

Habrá que cuestionar qué impide tanto a Ricardo Ortiz como Beatriz Hernández intervenir para que se mida a todos con la misma vara, amén de las influencias federales que puedan tener sus dueños o accionistas pues aunque el presidente de México pida consideración, la facultad en cuestión es municipal.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img