- Publicidad -
martes, abril 20, 2021

Monumentos para la nueva realidad

Algo que se ha cuestionado a partir de la más elemental revisión de la historia es la vigencia de nuestros monumentos.

España ha dado cuenta con la eliminación de muchos de ellos alusivos al franquismo; como Estados Unidos lo ha hecho con aquellos que glorificaban a personajes esclavizadores.

En México se ha pretendido, sobre todo a partir de movimiento feminista, por lo menos dar un nuevo significado a muchos de ellos.

Integrarlos monumentos a una historia viva y cotidiana se ha convertido en fundamental reclamo de una buena parte de la sociedad.

Solo por ubicar un ejemplo, las colectivas feministas recientemente renombraron a las musas del emblemático Teatro Juárez, de la capital del estado, entre otras cosas, para hacer notar la invisibilizacion de que han sido objeto las mujeres en este estado y país.

En ese contexto gestionar un memorial para los y las desaparecidas de la violencia que duele en nuestra sociedad es primordial, porque no se trata
solo del recuerdo de los y las que ya no están, sino de marcar su ausencia en la historia.

El riesgo de la tercera ola

En Europa ya hay una tercera ola de contagios por COVID-19, y todo indica que aquí en México para allá vamos.

La experiencia a poco más de un año de la aparición del virus a nivel mundial, parece no ser suficiente para que en países como México y en entidades como Guanajuato, se tomen medidas que ayuden a no caer en nuevos picos de contagio.

Basta con ver que este puente, que acaba de concluir, hizo que miles de turistas salieran a abarrotar ciudades, que como Guanajuato capital, lucieron repletas, como si no hubiera pandemia.

Lo grave es que se pronostica una tercera ola, que vendrá a manifestarse después de la Semana Santa. Y por más que las autoridades estén advirtiendo al respecto, la población parece no hacer caso.

A ver qué ocurre en Semana Santa, lo cierto es que este puente puede dar una buena idea de lo que vendrá. Ojalá no se caiga nuevamente en hospitales saturados y largas filas por oxígeno.

Más noticias

Comentarios

spot_img