- Publicidad -
martes, octubre 26, 2021

No se atenta contra la vida, se reconoce el derecho a decidir

No es de extrañarse que la fracción del PAN en el Congreso de Guanajuato emita una postura negativa por la despenalización del aborto que resolvió la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Ya se veía venir. En cualquier momento el PAN alzaría la voz rechazando el derecho humano de las mujeres a decidir sobre el aborto.

Ahora Acción Nacional mandó un exhorto a la SCJN para que se respete el derecho a la vida, argumentando también que se atenta contra la autonomía de los Estados.

Para los congresistas del PAN, la SCJN está actuando más allá de su autoridad y no está tomando el derecho a la vida, cuando lo cierto es que se está viendo por el derecho humano de las mujeres a decidir.

Ya lo dijo el presidente de la Corte, Arturo Zaldívar, esto es “nueva ruta de libertad, claridad, dignidad y respeto y un gran paso en la lucha histórica por la igualdad y el ejercicio de sus derechos”.

Aunque le cueste al PAN, el Estado ahora debe de trabajar en lo que sigue, y es garantizar las mujeres que decidan interrumpir su embarazo lo hagan con las condiciones sociales, sanitarias, y de acompañamiento necesario y digno para ello.

Navarro no rompe el pacto patriarcal, lo ratifica

Tanto Alejandro Navarro como el nuevo contralor municipal, Pablo Cardona, han anunciado que a pesar de la denuncia que existe por acoso laboral en contra el director de Desarrollo Social y Humano de la capital, Marco Antonio Campos Briones, dicho funcionario no será separado de su cargo.

El argumento es que existe la presunción de inocencia en su favor.

Sin duda el par de funcionarios tienen razón. Todos tenemos derecho a que se presuma nuestra inocencia; pero ¿y los derechos de la víctima? ¿Y la obligación de creerle a ella?

Tanto al alcalde, como al contralor no les mereció ningún comentario, ni ninguna valoración los derechos de la directora de Salud, presunta víctima, como tampoco la obvia urgencia de implementar protocolos en su protección.

Mejor creerle al presunto agresor. Solo a él, en este pacto de machos en los que parece que los más importante es protegerse unos a otros, sin importar los derechos de la posible víctima.

Así se ejerce el pacto patriarcal en la capital.

Más noticias

Comentarios

spot_img