- Publicidad -
jueves, febrero 2, 2023

¿Primero el usuario o primero quién?

Antes de cerrar el año supimos que los concesionarios en León ya habían puesto en el escritorio de la presidenta, Alejandra Gutiérrez Campos una solicitud: incremento a la tarifa del transporte.

El líder de los transportistas, Daniel Moreno Villaseñor no quiso dar ningún detalle al respecto y mucho menos informar de cuánto era ese incremento.

Este lunes y en sesión extraordinaria, se votó la integración de la Comisión Mixta Tarifaria que de acuerdo a reglamento es la única que puede analizar y determinar de forma jurídica, técnica y económica en cuánto quedaría el nuevo precio.

Así de sopetón, los transportistas piden cuatro pesos tanto a la tarifa en efectivo como a la general pagada con pagobus, a partir de ahí disminuye pero igual impacta en el bolsillo de los más de 600 mil usuarios que tiene diario el Sistema Integrado de Transporte (SIT).

Esta solicitud llega justamente en medio de la demanda de amparo presentada contra el Gobierno Municipal por la nula jerarquía en movilidad urbana, la falta de recurso y prioridad en el programa de gobierno.

El incremento representa más del 30% en la tarifa actual, pues pasaría de 12 a 16 pesos para una persona que pague en efectivo lo cual desde 2018 ha sido en un 70% de usuarios de acuerdo con un estudio del Observatorio Ciudadano de León (OCL) y que no parece cambiar pues faltan plásticos para generar más tarjetas.

¿Quiénes van a decidir esto?

Se trata de tres integrantes del Ayuntamiento; José Arturo Sánchez Castellanos, Ericka Del Rocío Rocha y Araceli Escobar. Además de la directora de Movilidad, Cynthia Chávez, el Secretario del Ayuntamiento, Jorge Jiménez Lona.

Se invitará también a dos integrantes de la Contraloría para supervisar todo el proceso. Y por supuesto tres integrantes de los transportistas.

Si pensamos mal, la propuesta de cuatro pesos va planchada para que al final solo sean dos y ninguno quede mal.

Además de los aspectos legales y económicos, a los servidores no estaría de más recordarles lo que sucedió en 2017 con días seguidos de manifestaciones. Ahora la sociedad leonesa ha demostrado que se puede organizar y presionar para que las cosas cambien.

Y de pasada, esperemos que a los integrantes de dicha comisión no les tiemble la mano para exigir el servicio de transporte que los leoneses merecen.

 

Mazatlán “atraviesa” a Navarro

En medio de varios pendientes que requieren la atención del alcalde capitalino, como las mejoras al transporte público o la reunión que aún no tiene fecha con la CANIRAC, Alejandro Navarro se adjudicó la labor de trasladar dos ambulancias donadas por Ashland, ciudad hermana del municipio.

A este trayecto estrictamente laboral, al que había anunciado el alcalde que sólo acudirían él, su secretario particular y dos bomberos, “de repente” se sumaron su hijo y una persona de Comunicación Social.

El viaje se documentó por Navarro como si fuera un influencer, no un presidente municipal. Él mismo fue quien presumió que al trayecto “se les atravesó Mazatlán”.

Después del escándalo del diputado local del Partido Verde que llevó a su pareja al curso que tomarían en España, se esperaría mayor respeto y seriedad de cualquier funcionario en un viaje pagado con recursos públicos. Aún si el viaje de su hijo lo hubiera pagado él ¿por qué acude? ¿Por qué paran en Mazatlán?

A un año de su segunda administración, al alcalde se le ve mucho más atento por ser candidato de la gubernatura de Guanajuato, o influencer en sus redes sociales, que por atender las demandas en su propia ciudad.

La recomendación del gobernador Diego Sinhue a las “corcholatas” para la gubernatura del estado de “no distraerse de su trabajo con campañas”, parece que no la escuchó Navarro: en lugar de Mazatlán, ojalá que al alcalde se le “atraviesen” las responsabilidades que tiene en su ciudad como presidente municipal.

Más noticias

Comentarios

spot_img