- Publicidad -
jueves, abril 22, 2021

¿Viable la aplicación de la Ley de Amnistía en Guanajuato?

Morena ha hecho múltiples señalamientos por la inseguridad que se vive en Guanajuato, pero en realidad poco han abonado ellos a mejorar la situación y solo le ‘echan la bolita’ al gobierno estatal.

Hace poco más de un mes, a nivel federal se aprobó la Ley de Amnistía que promovió Andrés Manuel López Obrador la cual implica la liberación de delincuentes que están recluidos en los Centros de Reinserción Social.

Desde luego que cuando se dio a conocer la propuesta de AMLO causó controversia entre los distintos sectores de la población en el país, no todos estaban de acuerdo en que se aprobara la nueva normativa.
Para que una ley federal prospere, ha quedado claro que se debe replicar en las entidades federativas y en Guanajuato, la fracción de Morena ya presentó la iniciativa.

Si bien todas las personas merecen una segunda oportunidad, el hecho de que los internos de Ceresos puedan salir libres, claro que representa un riesgo para la seguridad de la población.

Morena expuso que el beneficio aplicaría en delitos no graves como el narcomenudeo, el detalle es que nada garantiza que los sentenciados que quedarán en libertad, no van a volver a incurrir en ilícitos como ya es conocido en algunos casos.

Por cierto, el PAN a nivel nacional se pronunció en contra y seguramente la postura será similar en el estado, además, aquí los panistas son mayoría y sumado a que se la iniciativa fue turnada a la Comisión de Justicia que preside una legisladora blanquiazul, parece complicado que prospere.

Sociedad civil simulada: la coartada para actos anticipados de campaña

La participación ciudadana en las actividades y decisiones de gobierno es un concepto que ha ido ganando valor con el paso de los años. Las asociaciones civiles se convirtieron poco a poco en vías de materialización de acciones necesarias para la población, como la lucha por los derechos humanos, el combate a la pobreza, la igualdad, por la ecología, etcétera. Hoy prácticamente se encuentran asociaciones civiles y organizaciones no gubernamentales para cualquier tema de interés humano.

Esta relevancia y trascendencia de la participación ciudadana en las causas sociales también se volvió un recurso valioso para los partidos políticos, que en sí mismos son una organización civil, aunque política, son sociedad también, pero muy fiscalizados dada la historia de corrupción de la clase política se hizo necesario someterlos a escrutinio legal permanente, así que buscaron la forma de evitar esa fiscalización y las ONGs y asociaciones civiles fueron la simulación ideal de sociedad civil “apartidista”.

En diciembre pasado Ricardo Sheffield Padilla, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), organizó un evento para presentar el “Colectivo Ciudadano por la Transformación de León”.

Aunque él mismo ha asegurado de los colectivos no son parte de Morena, ni tampoco un partido político sino un movimiento social contra la corrupción y la inseguridad, ello es a todas luces más falso que un billete de $23.50, incluso hay rumores de que dicho colectivo ya está muy activo registrando simpatizantes, lo que sería una total simulación de sociedad civil; una campaña política disfrazada de activismo social, con la que los partidos y los políticos se van por la tangente para salirse del marco legal electoral.

No es algo nuevo, ni exclusivo de un color político, es una práctica que ha servido a todos los partidos actuales como en su momento sirvieron al PRI los sindicatos y organizaciones obreras y campesinas para hacerse de capital político así como comenzar actos políticos anticipados fuera del alcance de la justicia electoral y bien cabría mencionar que no estaría de más revisar la legislación electoral para darle un lugar a estas sociedades civiles simuladas.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img