- Publicidad -
jueves, julio 29, 2021

SSC en la capital, cambios cosméticos

A raíz de la denuncia hecha por una policía capitalina en contra de uno de los comandantes de la corporación por acoso sexual y laboral, ahora la Secretaría de Seguridad Ciudadana anuncia que iniciará una serie de cambios al interior de la corporación.

Los cambios son el reconocimiento de lo que no había ameritado la atención de las autoridades en el mejor de los casos, aunque lamentablemente son meramente cosméticos.

El mas claro ejemplo de ello es que tras confirmarse que el comandante cometió acoso sexual en contra de su compañera, lo cual constituye un delito tipificado en el Código Penal, lejos de que la corporación procediera en su contra, simplemente lo mando a su casa por 28 días.

Otro ejemplo es el hecho de que Samuel Ugalde anuncie una serie de cursos sobre derechos humanos al personal a su cargo, cuando no fue ni es capaz de garantizar el respeto a la otredad al interior y mucho menos sancionarlo.

La simulación no para ahí. Reforzar al Consejo de Honor y Justicia es garantizar la impunidad de sus elementos y lograr que no enfrenten las consecuencias de sus actos.

Seguridad Ciudadana en la capital, sigue siendo esa dependencia que no es capaz de garantizar siquiera la tranquilidad de quienes trabajan en ella, mucho menos de la población.

El Marro protagonista de la polémica judicial

La semana pasada un juez decidió no vincular a proceso a Juan Antonio Yépez “El Marro, líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, por la presunta participación en el delito de tentativa de homicidio en contra de 4 de los 18 policías que intervinieron en su detención.

Si bien el Marro está vinculado por otros delitos, lo que le impedirá abandonar la prisión, el revés judicial llama la atención por varias causas:

¿Cómo es que solo se hable de 4 de los policías, cuando inicialmente se mencionó la participación de 18 elementos?, ¿los otros 14 elementos no estuvieron en peligro o no se atentó contra su vida? La otra gran duda es cómo se integró la carpeta de investigación de modo que no se pudo acreditar el riesgo que corrieron los 18 o los 4 elementos de seguridad.

Como sea y sabiendo que la determinación del juez será recurrida, no es un buen mensaje que siquiera parte de la acusación en contra del personaje que era más buscado en el Estado, parcialmente se caiga.

Más noticias

Comentarios

spot_img