- Publicidad -
jueves, abril 15, 2021

SSPL violentó la libertad de expresión

El pasado 22 de agosto de 2020, un grupo de feministas salió a las calles de León a exigir que la policía municipal aplique protocolos de género adecuados; pues solo unos días antes, una joven llamada Evelyn denunció haber sido víctima de acoso sexual de parte de dos policías.

En esta marcha, las feministas fueron reprimidas y 22 de ellas terminaron detenidas, incluso algunas denunciaron haber sido violentadas sexualmente, además de que también se reprimió a varias mujeres periodistas, entre ellas Alfonsina Ávila -colaboradora de Zona Franca-.

Ayer, la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato determinó que la Secretaría de Seguridad Pública violentó la libertad de reunión, de expresión, el derecho al libre ejercicio periodístico, así como ala libertad, integridad y seguridad personales.
También se pide que sea Mario Bravo Arrona, titular de la SSPL, quien se encargue de vigilar que exista reparación del daño.

Aquella marcha, realizada hace seis meses, tenía el objetivo de exigir a las autoridades de seguridad que respeten las garantías y la integridad de todas y fue lo que esa noche no hicieron.

Ahora la exigencia viene desde la PDHEG y Bravo Arrona tendrá 15 días para responder.

Morena no rectificó

Cuando parecía que Morena hacía caso de los miles de voces que se alzaron en contra de
la candidatura de Félix Salgado Macedonio a la gubernatura de Guerrero, no fue así.

Es cierto que el partido ordenó la reposición del procedimiento de selección de el o la
candidata, pero también lo es que se da en medio de una determinación, que no solo
ratifica los derechos de Salgado, sino que declaró “infundadas e improcedentes” las
acusaciones de violación y abusos sexuales en su contra.

Puesto así, se evidencia una suerte de “concertacesión” al interior de Morena, pues si el
partido hubiera decidido juzgar con perspectiva de género y procesar las denuncias en
contra de Félix Salgado, entonces no solo le hubiera tenido que quitar la candidatura a la
gubernatura, sino que además hubiera sido insostenible en el Senado.

Salgado habría entonces preferido seguir como senador, que arriesgarse, o bien acudir al
Trife y así pretender Morena cargarle el costo de esa candidatura al tribunal.

Como sea, declarar “infundadas e improcedentes” las acusaciones en contra de Salgado
Macedonio, no rectificó nada; solo ratificó el pacto patriarcal en Morena y en Palacio
Nacional, desde donde seguramente seguirán defendiéndolo.

Más noticias

Comentarios

spot_img