- Publicidad -
viernes, abril 16, 2021

Unas “merecidas” vacaciones

En medio de las detenciones arbitrarias de más de 20 mujeres y agresiones a periodistas, la Secretaría de Seguridad Pública de León (SSPL) decidió inventarse unas vacaciones para su titular, Mario Bravo Arrona y así evitar a la prensa, los ediles y a la ciudadanía.

Luego de la marcha feminista de este sábado que culminó con las detenciones y los señalamientos por parte de las manifestantes que denunciaron agresiones físicas, psicológicas y sexuales por parte de los elementos policíacos, se notificó hasta el lunes que el secretario no daría entrevistas, bajo el argumento de que ya habían enviado un posicionamiento el fin de semana.

No obstante, Mario Bravo tuvo tiempo dentro de sus presuntas vacaciones para dar una entrevista a un medio nacional.

En ese momento se dijo a la prensa local que el secretario no podría dar entrevistas porque tenía un asunto familiar que tratar y en su lugar hablaría el subsecretario, Mario Alberto Rodríguez Mariscal, quien finalmente durante la rueda de prensa, confirmó que su tocayo Mario estaba en unas merecidas vacaciones y regresaría hasta el 31 de agosto.

Así, sin más, dieron el tema por acabado, y mientras que León está siendo señalado por Amnistía Internacional y cientos de grupos en pro de los derechos humanos, los derechos de las mujeres, colectivas y la ciudadanía, Mario Bravo está probablemente tomando una piña colada, compartiendo un bonito momento familiar, disfrutando de algún paisaje, sin dar una repuesta digna y sensible a las mujeres y periodistas que esté sábado fueron violentadas por el cuerpo de seguridad que él dirige.

Alvar y el principio de la inmediatez

La intolerancia del titular de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, Alvar Cabeza de Vaca, salió a relucir con una declaración en donde señala que no se debe permitir que ciudades guanajuatenses se conviertan en un manifestódromo.

Esto luego de que colectivos feministas tomaron las calles de León el pasado sábado para exigir un alto al abuso y acoso sexual de parte de elementos de policía.

Con su declaración, Alvar falta al derecho de libre manifestación, pero también demuestra la poca sensibilidad que tiene ante un tema que afecta a las mujeres… y además, que defiende el actuar de cuerpos de seguridad, aun cuando hay violencia excesiva de por medio.

Más tarde, Alvar tuvo que ser políticamente correcto y retractarse en sus redes sociales, asegurando que aboga por el Estado de Pleno y que es respetuoso de las garantías individuales, incluyendo a los grupos vulnerables (mujeres).

Claro, tuvo que rectificar para quedar bien y para adoptar una postura institucional pero no por convicción propia. Las primeras declaraciones evidenciaron lo que él realmente piensa al respecto y lo retratan con total falta de sensibilidad y carente de consciencia de género.

Si alguien con ese pensamiento está al frente de una corporación tan importante como las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado, ¿qué se le puede pedir al actuar de las policías?

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img