- Publicidad -
martes, abril 20, 2021

… Y hoy, la reactivación

Sí, hoy empezamos lo que el gobierno federal ha llamado “nueva normalidad”, sin entender qué es eso, porque simplemente no se puede comprender cómo es que llegamos a una normalidad, la que sea, cuando tenemos todo el territorio nacional y los 46 municipios del estado en rojo, y en ascenso de casos de una pandemia que muchos siguen sin creer.

¿Cómo es qué en este momento, tan crítico de contagios, sí se puede ir a un restaurante y hace un par de meses no? ¿Cómo es qué hoy sí pueden abrir los centros comerciales y una parte de marzo, todo abril y mayo estuvieron cerrados, cuando el nivel de contagios era mucho menor?

Sin duda en todo el mundo es necesario reactivar la economía, pero ¿este es el mejor momento para hacerlo en México? Todo indica que no. Hacerlo de esta manera no nos pone en riesgo de rebrotes, como a otros países, nos pone en riesgo de que la curva siga ascendiendo y de peor manera, como lo han señalado varios especialistas.

Si alguien lo duda, los números no mienten. De sábado para domingo el incremento de enfermos ha hecho disponer de 140 camas de hospital en el estado, de ellas 37 pacientes permanecen intubados, 52 en estado grave y los 51 restantes como estables.

Concluir la Jornada Nacional de Sana Distancia, no obedeció a un criterio epidemiológico, sino meramente económico. Dicho de otra manera, una vez más el dinero se impuso, inclusive sobre la salud.

La caravana de la polarización

Antier, en varias ciudades del país, incluyendo León, hubo caravanas de vehículos a través de los cuales sus tripulantes expresaban una consigna en común: la exigencia de renuncia al presidente López Obrador.

Sin lugar a dudas la marcha tiene un mérito muy importante: haber rebasado a los partidos políticos opositores a Andrés Manuel y demostrar que la oposición al régimen está en sectores específicos de la sociedad y no en los partidos políticos, que siguen sin saber enfrentarse a López Obrador, y lo peor, sin siquiera ser opción.

Por otra parte, hay algo en lo que AMLO tiene razón. Nadie debe comer ansias. Estas fracturas entre una parte de la sociedad y el gobierno se deben resolver en las urnas, solo en las urnas y Andrés Manuel López Obrador es el único presidente (se esté de acuerdo o no con él) que ha planteado una cara apuesta: someterse a la revocación de mandato, así que hay dos escenarios próximos 2021, como elección intermedia y 2022 para determinar si López Obrador sigue o no ocupando Palacio Nacional.

Es cierto, AMLO ha contribuido a radicalizar a la sociedad, y una parte ha caído lamentablemente en ello.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img