- Publicidad -
jueves, julio 29, 2021

¡Yo sí te creo!

La denuncia que planetó Geovanna Estefanía Dávalos Álvarez en contra de quien fue su
pareja, el activista Gustavo Lozano Guerrero, a quien acusa de acoso y violencia familiar
en su modalidad económica, sexual, física y psicológica, inició a partir de dos vertientes, de acuerdo a lo que declaró la víctima:

Una, la estrictamente legal, respecto de la cual hicieron saber que el día anterior a la conferencia de prensa en que la víctima fue acompañada por Verónica Cruz, de Las Libres y la periodista Verónica Espinosa, habían presentado las denuncias correspondientes.

La otra, el enorme valor de la víctima al hacer públicos los hechos y con ello la exigencia a
las organizaciones feministas de posicionarse, pero también al presunto agresor y a las organizaciones sociales en las que desarrolla sus actividades.

Las primeras, las organizaciones y dependencias dedicadas a la atención de víctimas de estos agravios lo han hecho, y no solo se han posicionado, sino que a partir del más elemental: ¡Yo sí te creo! Han ofrecido y brindado su apoyo a Geovanna.

El presunto agresor emitió un muy escueto comunicado, en el que prácticamete menciona
que una vez que se le notifiquen legalemente las acusaciones, dará respuesta a ellas, como si no las conociera.

Las organizaciones sociales en la que participa han decidido guardar silencio.

Irónicamente quien alza la voz en la defensa de causas sociales, hoy decide callar al verse involucrado en un reclamo de la más alta sensibilidad social.

Nadie podrá alegar que se trata de un asunto entre particulares, recordemos que “Si tocan a una, tocan a todas”.

Rellenando planillas

Faltan poco más de dos semanas para el 6 de junio, día en que se define la elección a la alcaldía… y así, apenas comienzan a rellenarse los huecos que se generaron tras la desbandada en la planilla del alcalde de Morena, Ricardo Sheffield Padilla.

El día en que se realizaron los registros ante el IEEG, Ricardo Sheffield peleó para defender la conformación de la planilla y se defendió de las ‘imposiciones’ que quería hacerle Morena.

Pero esos integrantes de la planilla por los que él peleó, terminaron por abandonarlo, empezando por José Marcelino Trejo -quien aspiraba a ser candidato a alcalde y quien después optó por apoyar a Sheffield-.

Ahora, a una semana de esa desbandada, se apresuran para rellenar los huecos. Lo malo, es que ninguno de los nombres que aparecen son conocidos -al menos no para cualquier leonés-, a tan pocos días de la elección, hasta parecería que reciben un ‘súper premio’ de consolación en caso de que ganen la elección o puedan colocar a algunos dentro del Ayuntamiento.

La desbandada y el ‘relleno’ de la planilla sólo son un ejemplo de que la candidatura fue exprés, en una intención de Morena por ganarle la elección a Acción Nacional.

Más noticias

Comentarios

spot_img