- Publicidad -
viernes, abril 16, 2021

La grilla de la semana

  • ¿ESTAMOS LISTOS PARA EL AMARILLO?
  • IMSS: ABUSO QUE DEBERÍA TENER CONSECUENCIAS
  • POLICÍAS VS. POLICÍAS
  • LA ‘CAMPEONITIS’ Y LA DESESPERACIÓN DE AMBRIZ

¿Estamos listos para el amarillo?

Guanajuato regresará a amarillo el lunes, ¿estamos listos?

Si algo se ha demostrado es que si no se aprende la historia, ésta está destinada a repetirse.

Hay un riesgo inminente de que haya un retroceso, pero también es una oportunidad de que está vez si avancemos más y lleguemos al verde.

Es urgente que la sociedad se ‘normalice’, que los sectores se normalicen y que todo, dentro de lo que cabe, mejore.

Sin embargo, también es importante que las autoridades, más que nunca, hagan mejores operativos y refuercen la prevención, y que la sociedad también ponga de su parte.

El semáforo a amarillo es una pequeña luz al final del túnel, y el camino es largo.

¿Guanajuato podrá con este reto? ¿Será apresurada la decisión de las autoridades? ¿Les urge la feria?

Solo queda esperar y continuar con las recomendaciones sanitarias para ver los resultados.


IMSS: abuso que debería tener consecuencias

Aprovechándose de la desgracia que trajo consigo la pandemia, personal ‘de confianza’ del área administrativa de la T1 del IMSS en León, ha estado cobrando miles y miles de pesos de un beneficio económico denominado ‘tiempo extra covid’, por horas que difícilmente se cree que hayan laborado.

Joel Valencia, jefe de personal de la T1, ha llegado a cobrar más de 12 mil pesos quincenales, supuestamente por haber laborado 72 horas extras. Para que esto fuera cierto, él tendría que haber laborado un promedio de 7 horas extras por día, considerando su labor de lunes a viernes.

Esto, sin duda es un abuso descarado que ha sido permitido por la directora administrativa, Jazmín Avedaño Salazar y que parece estar siendo tolerado por la propia delegación estatal del IMSS.

Para cualquiera resulta increíble que alguien que está asignado a una jefatura de personal deba laborar hasta 72 horas extras a la quincena, en comparación con personal médico o de enfermería que estando asignados al área covid, hacen entre 20 y 40 horas extras.

Pero pareciera que para la Delegación del IMSS es algo normal que alguien cobre tanto por horas extras en un área administrativa.

La respuesta del IMSS sobre este tema fue escueta al señalar que se investiga si el cobro de este recurso de hizo ‘en apego a la normatividad institucional’ y justificando que el personal de esta clínica realiza actividades médicas Y ADMINISTRATIVAS extraordinarias para apoyar a enfermos de COVID-19.

Ojalá que en este tema tan delicado, las autoridades del IMSS apuesten por verdaderamente investigar y sancionar, en caso de que así se justifique, y no por el perdón y el olvido que siga fomentando actos de corrupción.


Policías Vs. policías

El llamado ‘Operativo Trueno’ ha puesto en jaque a las policías municipales de varios municipios, recientemente a Silao.

Esta estrategia consiste en revisiones aleatorias a los elementos de la policía, a quienes se les hace un inventario de armas, cartuchos, equipo pero además se inspecciona sus pertenencias y celulares.

La semana que concluyó, el ‘Operativo Trueno’ encontró que un elemento de Silao presuntamente tenía envoltorios de cristal entre sus pertenencias y se procedió a su detención, desatando la molestia de los municipales y posteriormente una batalla campal entre municipales y estatales.

Hacer revisiones aleatorias es una estrategia parece ser atinada y que podría ayudar a detectar si hay elementos inmiscuidos con el crimen organizado o algunos delitos.

Lo desatinado fue la pelea que se desató entre unos policías y otros. Demostrando el poco control que se tiene en la disciplina de la corporación de Silao y en la falta de procedimientos a ejecutar de parte de los elementos de las Fuerzas del Estado.


La ‘Campeonitis’ y la desesperación de Ambriz

Hace poco más de dos meses, León era el equipo que mejor jugaba al futbol, campeón indiscutible del Guardianes 2020 acostumbró a sus aficionados a vivir en la parte alta de la tabla, haciendo de su casa una verdadera fortaleza y de sus visitas a otras canchas, un suplicio para los rivales.

Hoy, el mismo equipo, con prácticamente los mismos jugadores se ha perdido en el camino y lo que parecía una crisis lógica por la falta de trabajo físico se ha convertido en una crisis porque ya rebasado casi la mitad del campeonato, el equipo simplemente no mejora.

Lo más preocupante es ver al técnico Nacho Ambriz perdido, tratando de entender el motivo por el cual, sus jugadores no le entienden el mensaje, no se levantan, no se motivan y parecen conformes con lo que ya se logró.

Parece que aquel León con ambición, con hambre de triunfo, con sueños de gloria se quedó en el 2020 y con este 2021, hay una mentalidad totalmente diferente, el equipo Verde ya no impone y en su casa, los rivales están encontrando la fórmula para acabarlos.

Este León del 2021 pierde partidos en los últimos minutos y han dejado de disfrutar en el campo, se ven carencias en todas las zonas del campo y volteando a ver a la banca es notorio que Nacho Ambriz cada vez tiene menos elementos para elegir.

Nadie sabe dónde está el campeón, Nacho Ambriz, parece ya hasta resignado que con este equipo, jugando como ahora no hay mucha esperanza, aún cuando son los mismos jugadores, aún cuando los rivales no cambiaron demasiado, este León que buscando el Bicampeonato encontró la “Campeonitis” que tiene como principal consecuencia el conformismo y la falta de ambición. Por lo menos eso parece.

Más noticias

Comentarios

spot_img