- Publicidad -
sábado, noviembre 27, 2021

La grilla de la semana

  • ¿SERÁ EL FIN DE LA RELACIÓN EL ZAPOTILLO-LEÓN?
  • ALEJANDRA, EL RETO DE SER GOBIERNO
  • GPPAN TODAVÍA QUEDA A DEBER
  • ¿Y LOS GARANTES DE LA SEGURIDAD?
  • EL RALLY GUANAJUATO, UNA VENTANA A LOS PILOTOS MEXICANOS

¿Será el fin de la relación El Zapotillo-León?

Después de tres años de evadir el tema, patear el bote, hacer oídos sordos a las peticiones del gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo y recortar el presupuesto… Andrés Manuel López Obrador ya dijo que El Zapotillo no abastecerá de agua a León.

¡Tremenda noticia! López Obrador dejó claro ante los pobladores de Temacapulín, Acasico y Palmarejo que las comunidades no serán inundadas y que la única forma de hacer un proyecto viable es dejando a León sin agua.

La decisión ha sido calificada como ‘unilateral’ por el Gobierno Municipal de León y también por el Gobierno del Estado. Y ¡vaya que sí!, pues López Obrador no se ha tomado ni el tiempo de comunicarlo personalmente al gobernador Diego Sinhue.

Eso sí, hizo un compromiso de que Germán Martínez, titular de la Comisión Nacional del Agua, visitará las comunidades para explicarles el nuevo proyecto El Zapotillo. ¿Pero para cuándo habrá reunión con los leoneses que terminaron siendo los afectados?

Si se trata de una decisión tomada, a las autoridades locales no les quedará de otra más que recurrir al plan B, C o D con tal de que León no alcance el estrés hídrico y se quede sin agua.

La determinación sin duda impacta, pero también podría ser una fuerte sacudida para que se revisen otras opciones hídricas que incluso puedan ser más amigables con el medio ambiente.


Alejandra, el reto de ser gobierno

Alejandra Gutiérrez será la segunda mujer que gobierne al municipio más poblado del Estado.

Lo hará en una situación crítica en varias materias. Las más preocupante sin duda son la seguridad, la contaminación, la movilidad… y una larga lista, pero en su preparación para tomar el cargo en dos meses, empieza a haber señales que preocupan: una de ellas es el nombramiento como coordinadora de los y las alcaldesas panistas.

Lo cual hace surgir la duda ¿eso sirve de algo? Seguramente no, porque no tendrán capacidad de interlocución con el gobierno federal, de modo que efectivamente puede convertirse en un nombramiento de revista.

De hecho tuvo más mérito el nombramiento equivalente cuando se lo hicieron los y las priistas a Bárbara Botello, porque por lo menos ella sí tuvo interlocución con el gobierno federal, ya que había la coincidencia de pertenecer al mismo partido.

Caer en la seducción de esos nombramientos, sin duda puede ser un grave riesgo, y lo demuestra la incapacidad panista y de la propia Alejandra de definir lo que eso significa y los supuestos beneficios que tendrían los leoneses con ello.

Los nombramientos del partido podrían ser importantes cuando se es solo una militante, no cuando se está a punto de ser gobierno para todos.


GPPAN todavía queda a deber

Los diputados del PAN darán, el próximo martes, su tercer informe de actividades. Y bueno, seguro habrá mucho trabajo por presumir.

Comparando el trabajo de los legisladores del PAN con otros grupos parlamentarios, no queda duda de que son bastante productivos. Más allá de la numeralia de iniciativas presentadas e intervenciones, se nota que al ser un partido arraigado en Guanajuato, ya tienen ‘madera’ en la labor legislativa.

Hay quienes ya han repetido la encomienda y otros que estarán a punto de hacerlo pues los reeligieron. Y aunque en otros grupos políticos este fenómeno también se repite, la diferencia es todavía más obvia si se les compara con Morena, la segunda fuerza política.

En Morena de plano se les hace bolas el engrudo y terminan por exhibir la poca capacidad para legislar: proponen temas que ya están considerados por Ley, confunden atribuciones y jurisdicciones, entre otros tropezones.

Las cuentas sobre qué hicieron los legisladores del PAN seguro podrán hacerlos lucir. Sin embargo, hay que recordar que esta primera fuera política también debe mucho.

Temas como el matrimonio igualitario, derechos de la comunidad LGBTTIQ+, así como la interrupción legal del embarazo no se han ni considerado porque al ser mayoría, logran bloquear las discusiones e impedir que las iniciativas presentadas por otras fuerzas puedan progresar.

Quedan a deber, lo bueno -o malo- es que en la próxima legislatura seguirán siendo primera fuerza.


¿Y los garantes de la seguridad? 

Esta semana un video presuntamente realizado por un grupo delictivo amenazó directamente a la periodista Azucena Uresti, así como a otras televisoras y equipos periodísticos, por la cobertura que se ha dado al conflicto armado que ocurre en Aguililla y otras comunidades de tierra caliente en el estado de Michoacán, debido al control del territorio para fines de tráfico de drogas según lo que se ha manejado públicamente. 

La amplia libertad con la que la advertencia del grupo criminal fue publicada en redes en contra de la periodista, los medios de comunicación y los equipos periodísticos es inverosímil, la gravedad y el peligro que representa para la vida Uresti es del máximo grado que podría ser, dado que prácticamente fue señalada por el dedo de la cabeza del grupo criminal más peligroso, no sólo de México sino hay quienes dicen que de América (al menos). 

Tras la amenaza, la solidaridad, apoyo y exigencia de protección y justicia para la periodista se dieron en avalancha desde todas direcciones, desde colegas y compañeros de trabajo hasta el presidente de México, quien aseguró que Azucena no está sola. Ojalá que el acompañamiento no sea discurso por corrección política sino real protocolo de protección. Un protocolo que lamentablemente no les ha servido a decenas de colegas que con todo y protección del estado, fueron asesinados. 

En otro hecho mediáticamente menos público, “El Pecas”, un operador de taxi fue ultimado en un túnel de la ciudad de Guanajuato, el triste hecho motivó una modesta manifestación por parte de sus colegas, quienes exigieron justicia, y al tema se subió el diputado Hugo Varela Flores quien solicitó a la Dirección de Movilidad “buscar las condiciones de seguridad para el gremio” (qué desde su diputación evidentemente no pudo lograr), un exhorto que ahí donde se dijo se quedó. 

¿Por qué se hace referencia a estos dos hechos tan inmensamente distintos en proporción?, por la sencilla razón de que ni en el caso local de El Pecas, ni en el escándalo nacional de las amenazas contra Azucena Uresti, parece haber una autoridad capaz de garantizar seguridad a nadie. 

No se le ha podido garantizar seguridad a los taxistas, tampoco se ha podido garantizar seguridad a los miles de desaparecidos que hay en Guanajuato, ni a sus familiares que los buscan, ni a las mujeres que siguen al alza como víctimas de feminicidios y homicidios, tampoco a miembros de la comunidad LGBTTTIQ+ ni a los niños víctimas colaterales en los ataques armados, ni a los periodistas y es difícil pensar en un sector de la población que sí tenga garantías de seguridad. 

Es inminentemente necesario que las autoridades, de los tres niveles de gobierno, muestren y demuestren su capacidad de garantizar seguridad a los ciudadanos, porque en origen esa es la esencia del Estado.


El Rally Guanajuato, una ventana a los pilotos mexicanos

Este fin de semana se ha disputado en los caminos del Rally mundial, el Rally Guanajuato que nació en principio como una manera de compensar el hecho de que el WRC no visitó México ante una decisión del promotor de mantener la competición el mayor tiempo posible en el continente europeo.

Después de mucho pensar lo que significaría la ausencia de este evento, no había forma de llenar el vacío en su totalidad pero era una oportunidad de abrir una puerta a los pilotos de casa para tomar el papel protagónico que suelen tener los pilotos de los equipos grandes.

La organización del Rally México, que desde hace tres años venía trabajando ya con una fecha del campeonato nacional con el Rally Bajío y que también tomaba parte del campeonato NACAM en marzo, decidió fusionar ambas cosas para realizar el Rally Guanajuato.

Lógicamente no se podía esperar que el nivel fuera similar al mundial porque para empezar, ni la infraestructura de los equipos, ni los autos son similares.

Pero mucho hay que destacar el hecho de que los equipos mexicanos hayan invertido para llegar a Guanajuato, para correr una fecha y para competir, tratando de dar el espectáculo al mejor nivel posible.

Hay que destacar dicho esfuerzo porque no es un deporte fácil, ni barato y hoy han mantenido vivo el Rally en México, aún con las circunstancias y que en la época posterior a la Pandemia hubo que ajustar recursos.

También la apertura a los pilotos jóvenes, la mayoría en los autos Renault Clio que en conjunto y en promedio no superan los 25 años de edad, esa es la semilla del Rallismo mexicano que se ha plantado hoy en Guanajuato, en medio de la adversidad.

Más noticias

Comentarios

spot_img