- Publicidad -
sábado, abril 10, 2021

La grilla de la semana

 

  • ABORTO: LA CRÓNICA DE UNA DECISIÓN YA TOMADA
  • ¿SALIMOS O NO? ¿POR QUÉ UNOS SÍ Y OTROS NO?
  • ¿MALA CALIDAD DEL AIRE O DE LAS ESTACIONES DE MONITOREO
  • CORRUPCIÓN Y PLEITOS EN SALAMANCA
  • CARLOS CHÁVEZ, DE UN LADO A OTRO
  • EL JUEGO DEL COVID-19, UNA REALIDAD O MENTIRAS EN LA LIGA MX

Aborto: la crónica de una decisión ya tomada

Este próximo 26 de mayo, las Comisiones Unidas de Justicia y Salud en el Congreso Local, deberán tomar una determinación luego de dos semanas de discusión sobre si debe o no despenalizarse el aborto en Guanajuato.

Sin ser adivinos, es seguro que la decisión irá en sentido negativo, de tal forma que pasará a Pleno del Congreso Local únicamente para que las propuestas que el PRD y Morena realizaron, queden archivadas de forma definitiva.

Lo que los legisladores del PAN pretenden hacer, es simulación pura. Esperaron casi dos años desde que se presentó la iniciativa, para justo en tiempo de pandemia -cuando no se pueden realizar manifestaciones feministas y tampoco puede existir un debate cara a cara entre los grupos que apoyan el aborto y los provida-, hacer un análisis exprés en tan sólo dos semanas.

Los principios de Acción Nacional apuestan a la vida desde la concepción y esto, se lleva ‘entre las patas’ a un tema que debe ser analizado desde muchas perspectivas empezando por la salud pública y los derechos humanos, y no analizarse desde un aspecto moral y religioso.

Los argumentos que dieron los grupos feministas durante las primeras reuniones virtuales fueron, por mucho, superiores a los discursos moralinos de los provida, y que para acabarla, fueron pronunciados mayormente por hombres.

Acción Nacional tendrá que buscar un discurso, al menos medianamente ingenioso para enviar a la congeladora esta propuesta. A los legisladores blanquiazules se les olvida que se deben a los ciudadanos y que con ellos y para ellos deben gobernar en el siglo 21, no a los principios de un partido de mediados del siglo 20.


¿Salimos o no? ¿Por qué unos sí y otros no?

Lo único que es un hecho, es que en el estado de Guanajuato continúan incrementándose los casos de COVID-19 y con ello, sube el número de los que se adquirieron por contagio comunitario y desgraciadamente también las muertes. Otra situación que es más que evidente, es que no sabemos a qué autoridad hacerle caso.

De por sí la federación desde que comenzó esta administración ha tenido un fuerte problema de decir lo que de verdad quiso decir, y luego en cadena llega a los estados y a los municipios.

Así esta última semana, mientras la federación señalaba que hay nuevos sectores que ya podían comenzar a abrir, los mexicanos decidieron que la luz verde era también para ellos y para salir de casa.

En el estado nos dieron la noticia de que el pico más alto que puede presentarse es hacia 13 de junio y claro, eso no significa que acaba la pandemia y mucho menos que se acaba el confinamiento. Pero esta misma semana municipios grandes como León dieron el sí a sectores restauranteros, aunque algunos bares también ya se dieron permiso.

A la autoridad le costo mucho, más de un mes para que la ciudadanía comenzara a medio entender y una vez que logró ver calles vacías es la misma autoridad la que decidió lanzar por la ventana el confinamiento ¿Entonces?

Salud estatal, aunque titubeante ha señalado que no han dado “permiso” de que ni lugares de comida considerados esenciales se establezcan, demasiado tarde. Este viernes y sábado, hay bares como el “18” de Centro Max y su vecino “Cielito de México” que estuvieron a reventar y no precisamente con todas las medidas.

Por otro lado, están sectores como los zapateros, que con fábricas cerradas dejaron sin empleo a cientos. Entonces, unos pueden ir a tomarse un trago a esos lugares sin aval de la autoridad, mientras otros tienen dos meses sin saber qué comer porque no hay chamba. Y los ciudadanos, por supuesto, tampoco hemos hecho las cosas bien.

Vendrá la última semana de mayo, el confinamiento será cada vez más complicado y la incertidumbre no parece aclararse. Lo cierto y dicho por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es que la nueva normalidad, aunque no queramos es algo a lo que hay que acoplarse con todo y el constante lavado de manos, gel, desinfección y sana distancia.

Posdata: Incluye también a la iglesia, aunque con todo y sus pachangas nadie las castigue.


¿Mala calidad del aire o de las estaciones de monitoreo?

Desde que inició la contingencia sanitaria por el COVID-19, una de las presuntas ventajas para el mundo es que los niveles de contaminación disminuyeron gracias al confinamiento.

En el caso de Guanajuato, la Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial (SMAOT) aseveró que la calidad del aire en todo el estado había tenido mejoras gracias a que la flota vehicular era menor. Sin embargo, desde finales de marzo, todo abril y lo que va de mayo, el corredor industrial ha reportado mala o muy mala calidad del aire, de acuerdo al sistema de monitoreo atmosférico estatal.

Tanto en Celaya como en Irapuato se aludió a la quema de pastizal, así como a incendios que suelen darse durante esta temporada de calor.

No fue así en el caso de León, ya que durante algunas semanas el sistema de monitoreo atmosférico estatal ni siquiera reportaba nada en sus tres estaciones, por algunas fallas técnicas. Después que volvió a funcionar, en más de una ocasión continuó reportando altos niveles de PM10, principalmente en la estación Ciceg.

Contrario a lo que este sistema registró, los seis sensores ambientales instalados al inicio de año señalaron que hubo mejoras en la calidad del aire desde que inició la contingencia sanitaria, al menos así se puede observar en las gráficas que la titular de la Dirección de Medio Ambiente, María del Carmen Mejía Alba, presentó esta semana.

¿Qué ha ocasionado estos reportes?, la misma funcionaria municipal explicó que además de las quemas de pastizal, los fuertes vientos también pudieran estar ocasionado fallas técnicas en las estaciones y aunque puntualizó que eso es tema de la SMAOT, indicó que los sensores que fueron comprados con recurso municipal, tiene una tecnología completamente diferente al de las estaciones estatales, ya que este sistema realiza reportes minuto a minuto, mientras que el sistema de monitoreo atmosférico estatal lo hace en lapsos mayores.

Entre quién tiene la razón respecto a la calidad del aire, lo cierto es que por más que las autoridades insistan en que hay una mejora, debido a una menor movilidad, los incendios, las quemas de basura, de pastizal continúan siendo un dolor de cabeza para los bomberos, quienes tienen que controlar este tipo siniestros y los ciudadanos, confinados o no, seguimos respirando aire contaminado, al que hay que agregar las quemas de las ladrilleras, a quien nadie para.


Corrupción y pleitos en Salamanca

En medio de una guerra declarada entre los panistas y la alcaldesa, Beatriz Hernández Cruz, se encuentran los salmantinos, son ellos quienes pagan impuestos y a los que pocas veces, por no decir nunca, han buscando rendirles cuentas. Sin embargo, hoy son la excusa perfecta y los protagonistas de los discursos de ambos bandos, que apelan por la transparencia.

La semana antepasada se evidenciaron las irregularidades de la compra de 22 mil luminarias por cerca de 41 millones de pesos a una empresa hidalguense, como resultado de la auditoria hecha por ASEG, la munícipe hubiera tenido razón de haber dicho que ‘no había nada que ocultar’ y es que efectivamente, todo fue muy evidente.

Al ser confrontada por regidores panistas e independientes tachó de mezquinas las publicaciones hechas en los medios locales, y su respuesta fue más allá:  una denuncia por la presunta irregularidad de la distribución del programa estatal emergente de empleo temporal, contra quien se presume es operador panista y encabeza una línea de taxis, Antonio Lanuza, de quienes aseguró, fueron los únicos beneficiados con este apoyo.

Repentinamente, los reflectores voltearon a la auditoria de hecha a la administración municipal que encabezó Antonio Arredondo Muñoz, donde se detectaron irregularidades por más de 184 millones de pesos. En este punto Beatriz Hernández probó la victoria por unas cuantas horas.

Y es que a pesar de haberse formado como panista, fue más evidente lo poco que les aprendió, pues no contaba con una rueda de prensa, donde cobijado por los representantes del Comité Estatal del PAN , Antonio Arredondo, anunciaría su renuncia al cargo dentro de la Sedeshu, pero, además, le atribuiría a ella y la administración que encabeza el resultado de la auditoria, pues aseguró que no se hizo entrega de la documentación completa con la que el listado de observaciones sería desechado.

No solo ‘dieron la cara’ también presumieron que los diputados del blanquiazul fueron quienes ordenaron la auditoria, lo que daba muestra de transparencia.

El exalcalde advirtió denuncias por ocultar información, porque eso si, al igual que Beatriz Hernández, pareciera que les agrada la vía legal, un acumulado de expedientes en el Ministerio Público.

Eso tiró a la alcaldesa, quién retomó la ‘mala’ distribución de apoyos del programa estatal, para realizar una carta de muy dudosa y extraña redacción, en la que se asumió voz del pueblo, y victimizó a los salmantinos, pidiendo al gobernador: trasparencia.

En fin, nuevamente hay que conceder la razón a Beatriz Hernández, cuando dice que esto es un juego político, al que debe reconocer, que ya le entró; también habrá que concederle razón cuando dice que ‘ahora Salamanca está iluminado’ y no precisamente por las luminarias, sino porque a este paso los salmantinos, ya dudan de los héroes y villanos, que para el 2021, nuevamente estarán conquistándolos.


Carlos Chávez, de un lado a otro

Lo que faltaba, como si no tuvieran suficientes problemas en el Ayuntamiento capitalino, ahora el regidor Carlos Chávez, quizá apostándole a que sea mejor vitrina, pretende regresar al puesto como consejero del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Guanajuato (Simapag), del que pidió licencia para ser regidor.

Carlos Chávez fue ratificado como consejero del Simapag en abril del 2018, puesto del que se separó para poder ser regidor del actual Ayuntamiento que encabeza Alejandro Navarro, y al que ahora quiere solicitar licencia para regresar a gozar de ser consejo nuevamente.

Parece que el ingeniero de profesión, Carlos Chávez buscaría regresar al Simapag, no para ser simplemente un consejero más, sino para intentar ocupar la Presidencia del sistema operador de agua potable, y no por su espíritu de servicio, sino porque visionario él, entiende que en el cargo que dejó hay mejores perspectivas políticas que no ha logrado como regidor.

Sería muy grave que el alcalde Alejandro Navarro, cediera a las pretensiones de Carlos Chávez, pues además, como lo dijo el secretario del Ayuntamiento, Héctor Corona, en entrevista en marzo pasado, legalmente el regidor panista está impedido para ello.

En el artículo 66, fracción V, del reglamento del Simapag, se señala como uno de los requisitos para poder ser consejero del mismo: “no haber participado como candidato o candidata ha puesto de elección popular en el proceso electoral inmediato anterior”, y como se sabe Carlos Chávez es regidor precisamente porque participó en el proceso electoral inmediato anterior.

Así, que si el regidor Carlos Chávez, quiere regresar a ser consejero, el Ayuntamiento se metería en un nuevo embrollo legal, por lo que no solo Alejandro Navarro tendría que analizar bien si lo apoya, sino los demás integrantes del cabildo, sobre todo la bancada del PAN pues la exhibida que se darían sería de antología y sería una rayita más, con justa razón, para señalar como irregular al gobierno de Navarro.


El juego del Covid-19, una realidad o mentiras en la Liga MX

El equipo Santos de Torreón reportó 12 casos de coronavirus entre sus jugadores, todos asintomáticos y posterior a que el gobierno del estado de Coahuila no había reportado casos de hombres entre las edades de los elementos laguneros, lo que levantó dudas sobre la certeza de dichos contagios.

Y es que esto da lugar a dudas, ya que el presidente de Grupo Orlegi, Alejandro Irarragorri ha mostrado posturas encontradas respecto a la decisión de concluir el Clausura 2020, situación que ya se dio ante una presión generalizada por parte de los equipos que tuvieron que adaptarse en temas económicos para no ser golpeados por la pandemia.

El dirigente de Santos y de Atlas, ha demostrado en otras ocasiones que puede ser promotor de ideas y llevarlas a cabo, aprovechando las relaciones que tiene con otros dueños de los equipos, situaciones como los derechos de televisión de la selección mexicana y la desaparición del Ascenso, que golpeó los intereses de los jugadores que participaban en la Liga de Plata.

Ocho casos de coronavirus se dieron a conocer primero y después, cuando se dijo que eso no afectaba la reanudación del torneo por tener un plantel de 23 elementos, Santos reveló el contagio de otros cuatro, ya el plantel entonces se reducía a la mitad, ahora si era imposible para los ‘Guerreros’ estar en el Clausura 2020.

Esto dejaría en evidencia un severo fallo de protocolo por parte del equipo santista para mantener a sus jugadores en el aislamiento, tantos casos no se dieron en ninguna parte del mundo y menos que todos fueran jugadores, incluso en Brasil, donde se dieron a conocer 18 casos en la gente del Flamengo, solamente fueron tres.

Más allá de la realidad, si son verdaderos o inventados los casos, lo que debe ser preocupante para la gente de la Liga MX, es la poca credibilidad que tienen ante sus principales clientes, los aficionados, quienes desde que se dio a conocer la noticia, pusieron en duda la veracidad, asegurando que era una estrategia para finalmente dar por terminado el torneo.

La confianza en la gente de la Liga MX por parte de la opinión pública es cada vez menos, en todas las decisiones que se toman se levantan dudas, si el objetivo es proteger los intereses de unos o de verdad el bienestar de todos.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img