- Publicidad -
sábado, abril 13, 2024

“Antes que traidor, la cárcel”. Alito

De ese modo arengaba el presidente de PRI a sus seguidores para contrarrestar las presiones de otros priistas que, seguramente le conocen mejor sus maniobras y han buscado por sus medios estatutarios que el actual presidente de este partido político definitivamente deje la dirección de lo que queda del instituto político.

Nada de especial tendría el tema, tratándose de asuntos de corrupción si ha sido una nota distintiva de ese partido desde su fundación, es decir desde que fue el Partido Nacional Revolucionario también cuando cambió de nombre, que no de militantes, sin hacer nada… excepto corrupción, el Partido de la Revolución Mexicana. pero si las siglas no son las que hacen la corrupción, son las personas.

Ciertamente que no todas, no todo el tiempo, no de todas maneras, pero la corrupción ha sido sello distintivo también como Partido Revolucionario Institucional, algún día me gustaría que los priistas que no han sido parte de esta larga historia de corrupción levantaran la voz y separaran a los corruptos que han logrado que la opinión pública generalice y hoy se interprete como el común denominador desde su fundación…

Tarea difícil en verdad, alguien se animará…

Sea como relevo generacional, como traspaso de controles de poder, como alegorías ideológicas revolucionarias o postrevolucionarias esas tres largas etapas de la vida de este partido que gobernó más de setenta años nuestro país, tienen un común denominador: derivado de inagotables fuentes de información, de investigación histórica, de análisis político. no tardas en llegar a descripciones de técnicas corruptas para tomar los recursos de los ciudadanos y rápidamente llegar a la conclusión de que pueden desviar a través de una infinidad de creativos formatos para sacarle el dinero a las decisiones de gobernar en beneficio de quienes ejercen la autoridad y sus más allegados.

Es decir, siempre han encontrado las maniobras adecuadas para sacarle provecho económico al honor de servir a la sociedad mexicana y quedarse con dinero de los mexicanos que debería estar destinado a la infraestructura educativa, de salud, de generación de empleos. solo por mencionar tres aspectos básicos de la tarea de gobernar y que, por cierto, con el actual gobierno, el de MORENA, no solo no ha cambiado nada en los perfiles de gobierno corrupto, se han depurado en las respuestas cargadas de indolencia y de cinismo.

El presidente y las tribus que se le han unido hoy cargan con el mismo perfil de gobierno corrupto que caracterizó a los gobernantes y han confeccionado una estrategia para la retórica gubernamental: no somos iguales…

Pero con un seguimiento medianamente exigente los analistas no tardan en encontrar que las sucesiones de ideas para gobernar, de mecanismos de presión, de técnicas para robar los recursos fiscales de los mexicanos, de mentir a la sociedad prometiendo lo que no pueden cumplir… se parecen a los argumentos priistas del pasado solo que refinados en la gestión del MORENA, es decir, el partido en el poder hoy no es una copia de los priistas en cualquiera de sus etapas anteriores, es una versión corregida y aumentada; con los mecanismos de presión, de chantaje, de sometimiento para que se cumplan los caprichos del que gobierna bajo la premisa de alinear a todos aunque sean barbaridades, ocurrencias, incoherencias, aunque no tenga la razón, aunque no le entienda.. aunque no entiendas que no entiende…

MORENA es la cuarta etapa del PRI. En una combinación aberrante pero que deja los mejores dividendos para quienes han confeccionado la transición del actual régimen y cuando parecía que ya se habrían quedado en el baúl de la historia las maniobras de presión de los viejos tiempos… resurgen desde la creatividad del actual presidente y deciden evidenciar la corrupción del actual presidente del PRI para asegurarse de que la militarización sea aprobada con los votos del MORENA y del PRI y otros propósitos más que tiene que ver con las próximas elecciones en el Estado de México y Coahuila, el cierre de este sexenio y querer mantener la influencia en el gobierno sucesorio ( en otros tiempos se entendía cómo cuidarse las espaldas.. ) aquí habría que agregar los afanes de trascendencia de un autócrata que sólo espera continuidad en sus ocurrencias..

Apenas surgió la iniciativa del PRI de “arreglar” un transitorio de la ley para que la guardia nacional permanezca hasta 2029 y se olvidaron las denuncias contra Alejandro Moreno, las grabaciones de la gobernadora de Campeche pasaron a segundo plano, desapareció el expediente de desafuero de “alito…

Poniendo en crisis al presidente del PRI y otros militantes de ese instituto político se “ganó” que se desbaratara la alianza opositora, tal vez hasta piensen que es la maniobra genial de la semana.

Nada creativo está sucediendo en el juego de presiones de la política que padece nuestro país y muy poco pueden esperar los ciudadanos de que este desgaste político que es lo único que le importa al presidente, quizá es de lo único que entiende, sigue dejando para después las necesidades básicas de la sociedad.

Tal vez la nueva área de oportunidad sea que el presidente ayudó a desbaratar una alianza que permita replanteas una nueva estrategia, donde pueden formar parte los priistas que no son como los de antes ni como los de MORENA, surge una nueva área de oportunidad para la oposición que seguramente puede animar a la mayoría de los mexicanos que ya no tiene interés en votar nunca más por el PRI hoy MORENA.

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

Gerardo Mosqueda
Gerardo Mosqueda
Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato. Correo electrónico: gmg@gerardomosqueda.com.mx Twitter: @MosquedaGerardo Facebook: gerardomosqueda

ÚLTIMAS NOTICIAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

LO MÁS LEÍDO