- Publicidad -
sábado, julio 2, 2022

Arrancan las corcholatas en Toluca

La participación de los jóvenes sigue sin empezar…

Hasta este día se manejaron todas las especulaciones posibles, subieron los nombres que quisieron y bajaron de la lista a quienes quisieron, me refiero a los operadores del proyecto electoral del presidente y al propio presidente ( al que luego le tienen que recordar a quien está promoviendo… sus lapsus son cada vez más frecuentes y dice lo contrario a lo que quisiera decir.. ) el pretexto es lo de menos, en realidad no hace falta el mensaje a los priistas, especialmente los del grupo Atlacomulco..

Desde Toluca se entiende mejor el mensaje de MORENA a los priistas que se ven amenazados por las pretensiones de la tribu del presidente; perder, por primera vez la gubernatura del Estado de México.

No son los casos de Hidalgo o de Oaxaca, de Sonora, de Sinaloa… por mencionar algunos, donde los gobernadores siguieron las instrucciones al pie de la letra para entregar el poder al nuevo jefe supremo reconocido, si este, el presidente, entendió para que quiere el poder o no lo ha entendido seguramente es un asunto de menor importancia y ya se definirá como se asumen las consecuencias…

La doctrina revolucionaria, si es que servía para algo, también quedó en el recuerdo, lo que hoy está en juego es el poder, la posibilidad de control político, el sometimiento de la voluntad popular a la distribución de unos cuantos pesos a través de los programas de gasto social.

No hay duda que la fortaleza electoral del presidente y su movimiento están fincadas en la distribución de dinero a los mexicanos jóvenes y adultos mayores.

Pese a la distribución mensual de miles de millones de pesos hay un fenómeno que debería estar preocupando a todas las fuerzas electorales del país… con toda la movilización que procuraron en las elecciones pasadas la participación de los mexicanos, ciudadanos, simpatizantes de MORENA, sometidos a los propósitos y las ocurrencias del presidente.. La participación electoral en promedio de estas seis entidades es del 50%.

Si, solo uno de cada dos mexicanos en edad de votar acudió a las urnas en la elección pasada, especialmente perfiles ciudadanos de tercera edad, los jóvenes siguen sin estar interesados en los procesos políticos del país, ni en este caso ha tenido sentido el reparto del dinero para conseguir los votos; “bienvenida la Lana” pero eso de ir a votar… ¿cómo para qué?

Tampoco los partidos de oposición están llegando a la intención de voto de los jóvenes y en el caso de los aliados, los socios, las comparsas, los arrimados… como se les quiera llamar todos juntos: PT, PVEM, MC, y otras menudencias no logran aportar porcentajes significativos a los procesos, tampoco a los que están por venir, es decir, lo que fue planteado por el presidente López para su elección, cumplió con el propósito de la sobre representación en el poder legislativo… hoy ya no representa una prioridad estratégica, en pocas palabras podrían desaparecer todas esas opciones políticas y a los procesos políticos generales que esperamos los mexicanos para el 2024 no les hará falta su participación.

Los mensajes, actos anticipados de campaña y la euforia de los seguidores del proyecto del presidente López no son del interés de los mexicanos jóvenes, en edad de votar.

Los pleitos derivados del espionaje telefónico que se ha ejercido contra el dirigente del PRI y que tiene su cara visible en la gobernadora de Campeche no tienen efecto alguno en los mensajes de convocatoria a participar en la conformación de los movimientos políticos-electorales del país.

La agenda de “consulta” que las bases panistas están desarrollando por todo el país, haciendo ensayos domésticos (le preguntan a los muy pocos jóvenes que participan en las estructuras disminuidas del partido…) solo confirman que tienen un pequeño grupo de jóvenes que han sido moldeados en las artes de hacer lo políticamente correcto si es que quieren ser tomados en cuenta para alguna posibilidad de empleo burocrático…)

¿Será que la política dejó de ser del interés de la juventud mexicana?

Hacer lo políticamente correcto, comprar voluntades, someter a jóvenes con talento a las prácticas fraudulentas y mentirosas de los políticos mexicanos ha dado un resultado muy preocupante para el futuro político de una nación que se desmorona en medio del desastre.

Se ha subestimado la inteligencia de los jóvenes y se les trata como ignorantes de los contenidos políticos… con que tomen el dinero que se les da y tendrán que hacer lo que les indique el presidente o los grupos políticos que se subordinan a la propuesta de transformación que no llega… (Ni llegará).

Quien tenga la posibilidad de levantar el entusiasmo de la juventud, seguramente podrá cambiar el rumbo político de la nación, por ahora los jóvenes siguen siendo indiferentes a las propuestas políticas … son dos idiomas que no conviven y no solo es el reto de comunicación generacional; es fundamentalmente una comunicación plagada de mentiras y falsedades entre los políticos de hoy que no logran llamar la atención de generaciones de jóvenes que están en los mensajes de innovación tecnológica, de mercados internacionales, de aprendizaje creativo, de contenidos de redes sociales, de home office, de esfuerzo, de mentes competitivas, de la cultura del esfuerzo y por supuesto de la justa remuneración de sus esfuerzos.

Hoy, como siempre, la juventud mexicana es su futuro, si es que entienden qué hay que comunicarse con los jóvenes para que te escuchen, te retroalimenten, te emocionen con la idea de que somos un país posible a partir de comunicarse con las nuevas generaciones.

Gerardo Mosqueda
Gerardo Mosqueda
Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato. Correo electrónico: gmg@gerardomosqueda.com.mx Twitter: @MosquedaGerardo Facebook: gerardomosqueda


Más noticias

Comentarios

spot_img