- Publicidad -
domingo, abril 18, 2021

Primero el odio, después el gobierno

La pandemia está poniendo a prueba todas las capacidades de los seres humanos y conforme a avanzan los efectos de la misma también la creatividad y la imaginación para asumir una nueva realidad que está a la vista y sigue siendo difícil de definir, es decir, de controlar, de dominar…

Es un asunto de la mayor importancia y está poniendo a prueba las decisiones del estado en cada una de las naciones, sin importar las estructuras económicas de las mismas.

Un asunto que no está fuera de control es la capacidad de tomar decisiones de estado y que los respectivos ejecutivos encuentran, conforme a su capacidad de liderar sus naciones, retos históricos.

Decisiones trascendentes que cambiarán la fisonomía política de sus países… siempre será vital entender las motivaciones, no solo las fundamentaciones que esos ejecutivos tienen para priorizar y desde luego el alcance generacional de las mismas.

Las naciones que están en la ruta de salir de la crisis de la pandemia han sabido sortear las mejores condiciones de las instituciones de salud de sus países, las mejores condiciones de trabajo de las personas que atienden a los pacientes y las mejores tecnologías en las herramientas de salud para salvar vidas. Así es estimado lector… para salvar vidas.

A la vez de orientar las mejores condiciones de apoyo financiero y fiscal para que los centros de trabajo recuperen su ritmo, sus mercados, desde luego, mejoren sus economías… solo así es posible generar el movimiento económico que sus naciones necesitan.

También la mayor inversión en la educación de sus países, las mejores condiciones tecnologías, las remuneraciones del mayor nivel posible, las mejores condiciones de desarrollo curricular asociado a la mayor inversión en desarrollo científico y tecnológico, especialmente enfocado a las nuevas generaciones de dichos países.

Naciones de todos los continentes cuentan con líderes de sus poderes ejecutivos con estos enfoques y están resolviendo a velocidad cómo llevan a sus naciones a mejores niveles de desarrollo, inclusive los niveles que tenían antes de la pandemia.

Hay un común denominador en todas ellas: están pensando en las personas, en sus nuevas generaciones, en la capacidad de crecer el ingreso per cápita, de convivir en un mejor medio ambiente, es decir, cuidando la casa común, en la armonía que proviene del desarrollo como el nuevo nombre de la Paz..

¿Hay alguna razón para que nuestra nación no se encuentre en estas condiciones de desarrollo?

No debería de existir pero el poder ejecutivo de nuestra nación antepone el mensaje de Odio a la voluntad de servir…

En el caso de las vacunas hay más especulación que suministro de las mismas… lamentablemente.

El ejecutivo de Estados Unidos se apuesta por la vacunación universal y en dos meses ha vacunado más de 100 millones de personas, mientras que en nuestro país hay más especulación y “movilización electoral” para aplicar 4 millones de vacunas para adultos mayores y los operadores electorales del presidente y el MORENA, partido de su propiedad. (Está usted pensando bien: se han vacunado más mexicanos en Estados Unidos que en México.)

Del desarrollo económico desgraciadamente no se cuenta con el poder ejecutivo, no existe ninguna posibilidad de que cambien sus modelos populistas de repartir dinero recaudado por los impuestos… es dinero destinado a darle mantenimiento a “la compra de votos” en la próxima elección ..” el crecimiento económico del país tendrá que esperar; mientras se acumula la cantidad de familias mexicanas que ingresan al segmento de pobreza laboral, hoy son 11 millones de pobres más, la mayoría de ellos han perdido sus empleos o han tenido que cerrar sus pequeños negocios sin ninguna oportunidad de recuperar su economía.

La estructura educativa mexicana. Desmantelada. Solo el esfuerzo que se hace en el ámbito interno de cada familia… con las limitaciones que cada una puede solventar, con más sentido de responsabilidad y quizá de idealismo y en medio de toda clase de manifestaciones de crisis emocional, conductas violentas y dificultades de convivencia.

El deseo de servir en las autoridades podría estar cambiando profundamente el sentido y futuro de nuestro país.

Por ahora solo hay una posibilidad de regresar a esta visión y esperanza, cambiando la composición en la formación del poder legislativo que está por votarse, ratificar la función de los organismos autónomos de nuestro país.

Primero la salud de TODOS los mexicanos, propiciar las mejores condiciones de generación de empleos para todos e invertir en nuevos retos educativos, evaluarles, innovadores, de trascendencia generacional. Siempre será mejor invertir en educación que invertir en manipular ignorancia.

Con el actual gobierno lo único que crece es el mensaje de odio y polarización entre los mexicanos. La solución no es cambiar el mensaje; es cambiar el gobierno.

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

Gerardo Mosqueda
Gerardo Mosqueda
Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato. Correo electrónico: gmg@gerardomosqueda.com.mx Twitter: @MosquedaGerardo Facebook: gerardomosqueda

Más noticias

Comentarios

spot_img