- Publicidad -
viernes, septiembre 17, 2021

El desequilibrio manufacturero de México

Muchas veces hemos escuchado que México es “una potencia” exportadora, pero la realidad es que exportamos mercancías por muchos miles de millones de dólares porque también importamos bienes con valor de muchos miles de millones de dólares. De esta forma, en el año 2011 México tuvo exportaciones totales por 349 mil 675.9 millones de dólares (mdd) y registró importaciones por 350 mil 842.4 mdd, lo que ocasionó un déficit en la balanza comercial de apenas -1 mil 166.9 mdd.

El déficit comercial mexicano en realidad debería ser mucho más grande, ya que existe un fuerte problema de contrabando y de subvaluación de mercancías en las aduanas, lo cual provoca que no se registre las transacciones o éstas indiquen un valor más bajo del real. Es un problema que debe ser combatido desde el lado del país comprador y del país vendedor, ya que en ambos lados de la frontera hay corruptos. Pero éste será tema para profundizarlo en otro artículo editorial.

Regresando al tema; de acuerdo con cifras publicadas por el INEGI, de los 349 mil 675.9 mdd que México exportó el año pasado, 56 mil 426.1 mdd fueron exportaciones petroleras y 10 mil 560.1 mdd fueron exportaciones agropecuarias; mientras que el grueso de las exportaciones nacionales correspondieron a bienes manufacturados, las cuales ascendieron a 278 mil 626 mdd en el año que acaba de concluir.

El propósito de este editorial es analizar qué es lo que México exporta e importa en cuanto a su industria manufacturera; así como encontrar cuales son los subsectores que le generan un superávit comercial al país y en cuales hay déficit.

Así pues, los 278 mil 626 mdd de exportaciones manufactureras (con maquila) realizadas en 2011 se llevaron a cabo a través de los siguientes subsectores de actividad:

Alimentos, bebidas y tabaco 11 mil 530.9 mdd
Textiles, artículos de vestir e industria del cuero 7 mil 856.4 mdd
Industria de la madera 530.6 mdd
Papel, imprentas e industria editorial 2 mil 119.1 mdd
Química 9 mil 910.2 mdd
Productos plásticos y de caucho 8 mil 94.6 mdd
Fabricación de otros productos minerales no metálicos 3 mil 94.2 mdd
Siderurgia 7 mil 913.0 mdd
Minerometalurgia 17 mil 397.8 mdd
Productos metálicos, maquinaria y equipo 202 mil 353.0 mdd
Otras industrias manufactureras 7 mil 825.7 mdd.

Así pues, queda claro que es una solo subsector de actividad, el de Productos metálicos, maquinaria y equipo, el responsable del 73 por ciento de las exportaciones manufactureras de México; o bien, este subsector es el origen del 58 por ciento de todas las exportaciones del país.

Este dato es muy relevante y muestra el porque las autoridades federales le prestan tanta atención a actividades manufactureras como la de fabricación de productos de Transportes y comunicaciones; y la de fabricación de Equipo y aparatos eléctricos y electrónicos.

Ahora analicemos como se comportaron las importaciones de la industria manufacturera nacional, la cual realizó importaciones en 2011 por 293 mil 346 mdd:

Alimentos, bebidas y tabaco 13 mil 333.7 mdd
Textiles, artículos de vestir e industria del cuero 10 mil 979.2 mdd
Industria de la madera 1 mil 424.2 mdd
Papel, imprentas e industria editorial 6 mil 898.9 mdd
Química 22 mil 4.1 mdd
Productos plásticos y de caucho 19 mil 891.7 mdd
Fabricación de otros productos minerales no metálicos 2 mil 547.7 mdd
Siderurgia 15 mil 252.5 mdd
Minerometalurgia 10 mil 191 mdd
Productos metálicos, maquinaria y equipo 176 mil 807.6 mdd
Otras industrias manufactureras 14 mil 15.2 mdd.

Así pues, en base a los datos anteriores podemos observar que en cuanto a importaciones el rubro más relevante también es el de Productos metálicos, maquinaria y equipo con el 60 por ciento de las importaciones manufactureras totales; o bien, esta actividad representa el 50.4 por ciento de las importaciones totales del país en el 2011. Lo que confirma que somos una gran potencia exportadora en este rubro porque también importamos muchos miles de millones de dólares de insumos para esta actividad manufacturera.

Otro aspecto relevante es que una enorme cantidad de subramas manufactureras muestran déficit en su balanza comercial, y son solamente tres de ellas las que muestran superávit. Es decir, tenemos un déficit manufacturero importante como se muestra a continuación, pero gracias a tres actividades este déficit no es mucho más grande:

En base a los datos de exportaciones e importaciones de la industria manufacturera, tenemos que en 2011 ésta mostró un déficit total en su balanza comercial de -14 mil 720 mdd; es decir, importamos más de lo que exportamos en la industria manufacturera nacional por una cantidad que equivale a casi 200 mil millones de pesos.

En relación a las subramas de actividad de la industria manufacturera observamos el siguiente comportamiento:

Alimentos, bebidas y tabaco déficit de -1 mi, 802.8 mdd
Textiles, artículos de vestir e industria del cuero déficit de – 3 mil 122.8 mdd
Industria de la madera déficit de -893.7 mdd
Papel, imprentas e industria editorial déficit de -4 mil 779.8 mdd
Química déficit de -12 mil 93.9 mdd
Productos plásticos y de caucho déficit de -11 mil 797.2 mdd
Fabricación de otros productos minerales no metálicos superávit de +547.2 mdd
Siderurgia déficit de -7 mil 339.5 mdd
Minerometalurgia superávit de +7 mil 206.7 mdd
Productos metálicos, maquinaria y equipo superávit de +25 mil 545.4 mdd
Otras industrias manufactureras déficit de -6 mil 189.5 mdd.

Así pues, confirmamos que son solamente tres las actividades que muestran superávit, mientras que ocho muestran déficits. El gran problema es que en base a esto el gobierno federal ha demostrado que sus sectores prioritarios son aquellos en los que tenemos superávit comercial, y muestra poco apoyo para aquellos subsectores que muestran déficit comercial.

Ante esto, cabe señalar que el gran problema nacional es la falta de una política industrial clara que haga que sean todos, o al menos la mayoría, de los subsectores manufactureros los que muestren superávits en sus cuentas externas. Y para lograr esto se requieren bienes y servicios provistos por el gobierno (como energía y combustibles) a precios competitivos; un marco fiscal y regulatorio adecuado; precios de servicios bancarios y de telecomunicaciones similares a los observados por nuestros principales socios comerciales; entre otras tantas políticas de apoyo a la competitividad.

Un elemento que podría resolver rápidamente estos desequilibrios con el exterior es un ajuste en el tipo de cambio que lo llevara a su valor de equilibrio, cercano a los $13.70 pesos por dólar, ya que esto encarecería las importaciones y haría los productos nacionales más competitivos. Es verdad que hay importaciones cuya elasticidad precio de la demanda es muy baja (no importa el nivel de precio, las seguiríamos importando porque no se producen en México), pero la realidad es que si habría otras tantas importaciones que si podrían ser desplazadas por producción nacional.

El asunto es que el gobierno se decida a que seamos una potencia industrial e implemente las medidas pertinentes para que haya 11 subsectores manufactureros fuertes, y no solamente tres, que de cualquier forma sus superávits no alcanzan para compensar los déficits en los otro ocho.

Sólo así podremos generar los suficientes empleos y aumentos en la producción que nos lleven a una situación económica más prospera.

Director General GAEAP*

alejandro@gaeap.com

Alejandro Gómez Tamez
Director General del Grupo Asesores en Economía y Administración Pública. Tel (477) 326-3633 http://alejandrogomeztamez.com/ En Twitter: @alejandrogomezt Visita nuestra página de internet: http://www.gaeap.com/

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img