- Publicidad -
sábado, mayo 18, 2024

¿Es realmente un peligro para la salud el uso de edulcorantes artificiales?

El uso de edulcorantes artificiales en bebidas y alimentos se ha popularizado en las últimas décadas porque consiguen endulzar sin el aporte de calorías que supone el azúcar añadido, siendo productos atractivos para las personas que buscan controlar su peso corporal o para las personas que viven con diabetes.

Es importante recordar que un edulcorante hace referencia a aquel aditivo alimentario que es capaz de imitar el efecto dulce del azúcar y que, habitualmente, aporta menor energía. Algunos de ellos son extractos naturales mientras que otros son sintéticos, en este último caso se denominan edulcorantes artificiales.

Podemos clasificar a los edulcorantes como nutritivos (aquellos que nos aportan cierta cantidad de energía) y los no nutritivos (aquellos que no nos aportan contenido energético). Dentro de los edulcorantes nutritivos podemos encontrar a la fructosa y a los polioles (sorbitol, maltitol, entre otros) y algunos ejemplos de los edulcorantes artificiales o no nutritivos podemos encontrar al aspartame, acelsufame K, sacarina, sucralosa y al ácido ciclámico.

Recientemente, se ha publicado un artículo científico en la plataforma «PLOS Medicine» por Charlotte Debras y Mathilde Touvier del Instituto Nacional Francés para la Salud y la Investigación Médica (Inserm) y la Universidad Sorbonne Paris Nord (Francia), que causó polémica en redes sociales. Este estudio sugiere que algunos edulcorantes artificiales están asociados con un mayor riesgo de cáncer. Se trata de un estudio observacional, por lo que no establece una causa-efecto, y las autoras advierten de que se requerirá investigación adicional para confirmar los hallazgos y aclarar los mecanismos subyacentes.

Las investigadoras encontraron que los participantes que consumían grandes cantidades de edulcorantes artificiales, en particular aspartame y acesulfame-K, tenían un mayor riesgo de cáncer en general en comparación con los no consumidores. En concreto, se observaron mayores riesgos para el cáncer de mama y los cánceres relacionados con la obesidad.

El estudio tiene varias limitaciones importantes, como que las ingestas dietéticas son autoinformadas. El sesgo de selección también puede haber influido, ya que era más probable que los participantes fueran mujeres, tuvieran niveles educativos más altos y exhibieran comportamientos conscientes de la salud.

En ese sentido, es importante analizar y tomar con precaución la información que podamos encontrar en las redes sociales sobre temas relacionados con la salud y la alimentación, ya que falta mucha más investigación por delante que pueda sustentar o descartar estas afirmaciones.

Mi recomendación sobre el uso de edulcorantes artificiales dentro de la dieta de las personas que buscan mejorar su salud o quieren lograr un control de glucosa es que pueden utilizar los edulcorantes artificiales a manera de transición en el proceso de disminuir el consumo de azúcar. Es decir, si consumimos habitualmente refresco convencional o al café le ponemos azúcar de mesa, podemos optar por uno con edulcorante artificial o al café podemos agregar un sobre, hasta que, de manera progresiva, podamos disminuir al máximo este complemento.

Es importante también mencionar que los productos que en su denominación tienen la palabra “light” pueden si, ser reducidos en azúcar, pero también la palabra “light” puede significar reducido en grasa, en calorías o en sodio. Se recomienda consumir este tipo de productos de manera cautelosa y optar más por alimentos lo menos procesados posibles para poder aumentar la calidad nutricional de nuestra dieta.

Todo en exceso puede ser perjudicial para tu salud, si habitualmente consumes productos “light” o acostumbras a utilizar de manera frecuente los edulcorantes artificiales, mi recomendación es que sean productos de transición hacia un patrón de alimentación más natural.

 

Fuentes:

García-Almeida J. M., Casado Fdez Gracia M.ª, García Alemán J. Una visión global y actual de los edulcorantes: aspectos de regulación. Nutr. Hosp.  [Internet]. 2013  Jul [citado  2022  Jun  09] ;  28( Suppl 4 ): 17-31. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112013001000003&lng=es.

Debras C. et al. Artificial sweeteners and cancer risk: results from the NutriNet-Sante population-based cohort study. PLoS Med, 2022. 19(3): e1003950. https://doi.org/10.1371/journal.pmed.1003950

Brenda Estefanía Segovia Rodríguez. Licenciada en Nutrición y Ciencia de los Alimentos. Maestra en Nutrición Clínica. Educadora en Diabetes por la Universidad Iberoamericana León. Diplomado en Nutrición Pediátrica. Diplomado en Nutrición y Cáncer. Miembro del Colegio de Nutriólogos de León.

ÚLTIMAS NOTICIAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

LO MÁS LEÍDO