- Publicidad -
jueves, marzo 4, 2021

La de pensiones, una reforma neoliberal con tintes electorales

El Congreso de la Unión aprobó apresuradamente sin escuchar a los trabajadores ni atender propuestas de modificaciones que plantearon diversos sectores, las reformas a las leyes del Instituto Mexicano del Seguro Social y a la Ley del Sistema del Ahorro para el Retiro.

Es una reforma neoliberal con tintes electorales. Cambiaron la fachada y dejaron toda la vieja estructura del saqueo y la extorsión.

Con el supuesto de beneficiar a los trabajadores, rescata al sistema de Cuentas Individuales creado en 1995 y que entró en vigor en 1997. Son tan semejantes que se aprobaron el mismo día y mes. Mantiene el gran negocio que ha significado para las Afores el manejo de los recursos pensionarios (4.3 billones de pesos)  de más de 67 millones de cuentas de trabajadores a los que se les cobra comisión y no se les garantiza pensión.

En esencia, esta reforma le da oxígeno a las Cuentas Individuales, respaldando el acuerdo que propusieron las Afores para tener oportunidad de seguir transitando y haciendo negocio.

Al proponer bajar a 750 las semanas de cotización para que quienes se pensionarán en el 2021 alcancen por lo menos la pensión mínima garantizada, el Gobierno Federal le lanza un salva vidas a las Afores, en virtud de que en las actuales condiciones solo una mínima parte de los trabajadores que tienen sus ahorros en las Cuentas Individuales, alcanzarían pensión.

No se puede negar que en algo ayuda a que los trabajadores obtengan una pensión, aunque sea la mínima garantizada, pero el apoyo principal es para las Cuentas Individuales y las Afores. Lo que se requería era hacer una reforma a fondo, seria,  equilibrada y estructural.

Por ejemplo, el 8 por ciento que a partir del 2023 tendrán que aportar los patrones, en realidad lo terminarán cubriendo los trabajadores, porque los patrones simplemente se lo quitarán de otras prestaciones.

En el mismo sentido, se aprueba un incentivo perverso,  para que los patrones inscriban al Seguro Social a sus trabajadores entre un salario mínimo y cuatro UMAS, porque en ese rango de ingreso salarial, la cuota social de estos trabajadores la terminará aportando el gobierno.

El aumento de la cuota para los patrones sólo aplica para los trabajadores que ganen más de 4 UMAS y por cierto, prácticamente cancela la Modalidad 40 o pensión de continuación voluntaria al régimen obligatorio del IMSS; al hacerla inviable porque será más costosa.

Y esto tarde o temprano provocará un mayor costo fiscal, porque si bien en este sexenio el dinero para la pensión mínima garantizada se tomará de lo que cada quien tenga en su cuenta individual, este recurso se agotará y una vez que eso suceda, el dinero lo tendrán que poner los próximos gobiernos con cargo al presupuesto federal.

La alternativa para abordar en serio el problema de la seguridad social implica construir un Nuevo Acuerdo Social, para que eso permita que todos participen en la construcción de un proceso para abrir el camino. La solución de una problemática de esta naturaleza es como en la pirinola, “todos ponen” para hacerla viable y transitable para todos.

Las Cuentas Individuales que ahora se fortalecen son para que “cada quien se rasque con sus propias uñas”. De acuerdo a su historia laboral y a su ahorro individual de cada trabajador, depende si cubre los requisitos y para qué le alcanza el monto de su cuenta en la Afore.

La visión integral es hacer reformas que sean justas sobre todo pensando en cómo se le otorgan recursos a la gente para vivir con dignidad la vejez y eso implica elevar efectivamente las aportaciones y hacer una reforma sustentada en un esquema mixto, en donde las cuentas individuales son un pilar, pero no el principal.

Tiene que haber solidaridad intergeneracional, mediante un sistema de reparto con el concurso del Estado, pero también de los patrones para garantizar que todo mundo tenga pensión y que ésta sea digna.

Si se deja como único pilar las cuentas individuales, nunca habrá pensiones dignas. Se están repitiendo los mismos vicios que las reformas del 95, se pusieron de acuerdo el gobierno, los patrones y los intermediarios financieros, e impusieron la reforma a los trabajadores y a sus desgastados y subordinados sindicatos.

Es claro entonces que el objetivo es la manipulación de los trabajadores con vista a la elección del próximo año. No hay necesidad de buscarle más vueltas, es una reforma dentro del arco neoliberal y simplemente es para engañar bobos. Otro México es posible con un gobierno que se comprometa y luche por construir un Estado de Bienestar.

Miguel Alonso Raya
Miguel Alonso Raya
*Miguel Alonso Raya es profesor, militante por las causas de la Educación Pública, la Seguridad Social, el Sindicalismo y el Partido de la Revolución Democrática.​ Ex diputado federal. ​Twitter: @AlonsoRaya_

Más noticias

La youtuber YosStop es denunciada por almacenar pornografía infantil; en redes exigen justicia

Ciudad de México, (SinEmbargo).  La youtuber mexicana Yosseline Hoffman, mejor conocida como YosStop, fue denunciada por el delito de pornografía infantil. La denuncia también incluye a Patricio...

Ricardo Sheffield, todo o nada

Algo pasó en quien mueve los hilos de Morena para mandar a Ricardo Sheffield de candidato a la alcaldía de León. Es obvio que Sheffield no...

Amnistía Internacional alerta: hubo estigmatización y violencia policial contra mujeres en León

León, Gto. Golpes, insultos, tocamientos, vejaciones y detenciones arbitrarias sufrieron doce jóvenes durante el operativo represor que desplegó la Policía Municipal aquella tarde-noche del...

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí