- Publicidad -
sábado, mayo 15, 2021

Hipoteca Inversa, dignidad a salvo

Con especial dedicatoria a los
Integrantes del Congreso de Guanajuato

 

El  congreso del Estado de México acaba de regular una figura poco conocida en nuestro país, se conoce como Hipoteca Inversa figura de la cual seguramente dentro de poco tiempo estaremos escuchando mucho debido a sus muchas bondades, tanto financieras como sociales.

En qué consiste este nuevo instrumento? pues en una herramienta que permite a las personas mayores de sesenta años propietarios de una casa habitación (habitada por ellos) solicitar a un banco una hipoteca mediante la cual a partir de que es aprobada su solicitud, el propietario de la casa empieza a percibir una cantidad mensual hasta su fallecimiento.

Es decir que aquellas personas que no cuentan con una pensión ni con un medio de subsistencia, pero si con una casa, podrán solicitar una HIPOTECA INVERSA y entonces convertir su casa en su pensión vitalicia.

Por supuesto que la casa, una vez fallecido el propietario, pasará a ser propiedad del banco, y ya dependerá de los años que esta institución pagó al beneficiario su pensión para saber si fue negocio o no para el banco y para el beneficiario, pero lo que si podemos asegurar es que al menos para el dueño de la casa si resultará positiva la operación en cualquier caso, veamos porque:

  • La principal preocupación de una persona mayor, sin trabajo, sin pensión y sin posibilidades de obtener un ingreso fijo es precisamente el cómo va a subsistir sus últimos años de vida, y más cuando se trata de personas que no tienen hijos o que los mismos también tienen sus propios problemas económicos, por lo que si un banco les resuelve este problema, adquirirán tranquilidad y la certidumbre que se requiere para tener una mejor salud, tanto física como espiritual.
  • Si piensan en vender la casa para resolver –aunque sea temporalmente — sus problemas económicos se encontrarán con muchos problemas, desde en dónde van a vivir cuando vendan su casa, hasta el serio problema del precio de venta, ya que en esas circunstancias es muy común que terminen malbaratando su propiedad o que incluso no se las paguen o los engañen.
  • Estas personas, al utilizar esta herramienta, además de recuperar su estabilidad económica, recuperan algo invaluable, su DIGNIDAD, ya que entonces no andarán pidiendo favores a sus hijos o familiares, mismos que en ocasiones incluso pudieran solicitarles que les pongan a su nombre la casita, a cambio de su ayuda, misma que nadie garantiza que sigan obteniendo una vez firmada la escritura.
  • El precio que los bancos fijen a la casa será derivado de un avalúo profesional y comercial (se revisará cada dos años), por lo que se eliminará la posibilidad de que les ofrezcan muy poco por el inmueble.
  • La pensión es vitalicia, es decir, hasta que el propietario de la casa fallezca.
  • En algunos casos se podrá arrendar parcialmente la casa.
  • Al momento de fallecer el pensionado, los herederos tendrán la posibilidad de liquidar al banco la totalidad del adeudo (es decir, la cantidad que el banco entregó al propietario del inmueble), y si no lo hacen en seis meses, entonces el banco podrá vender dicha propiedad.
  • Un ejemplo calculado para el Estado de México  arroja lo siguiente:
    • Un inmueble con valor de $ 636 mil permitiría una pensión mensual de $ 5,534 (cinco mil quinientos treinta y cuatro pesos)
    • Uno con valor de $ 919 mil, una pensión mensual de $ 7,947 (siete mil novecientos cuarenta y siete pesos)

Nos queda claro que los bancos no van a perder dinero y que debe haber cláusulas de acuerdo a la edad de los solicitantes, estado de salud, etc.

Como se puede observar, la figura como tal, y sin un mayor análisis jurídico y financiero, parece ser un instrumento lleno de virtudes y  bondades, y claro que habrá que estudiarlo a detalle, porque seguramente tendrá sus asegunes,  pero de entrada parece una excelente solución para todas aquellas personas a las que les llegan los años y no tienen algún medio de subsistencia para los años que les restan de vida y que son propietarios de una casa, y sobre todo, porque seguirán viviendo en su casa y sin la preocupación de qué van a comer mañana.

Ojalá y los diputados locales de nuestro estado se interesen en esta nueva figura jurídica y la tomen como propia, para que dentro de unos meses podamos estar festejando que se haya aprobado en beneficio de las miles de personas que están en las circunstancias ya señaladas.

Correo electrónico: [email protected]

 

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img