- Publicidad -
sábado, mayo 15, 2021

La gran apuesta del presidente

La detención de la profesora Elba Esther Gordillo, lideresa del sindicato de profesores (SNTE) aparte de representar un importante golpe positivo de credibilidad para el gobierno federal encabezado por el Lic. Enrique Peña Nieto, también significa una gran apuesta que nos hace recordar algunos casos famosos, como el michoacanazo o la detención de Hank Rhon, que terminaron con la total libertad de los implicados, con el consecuente desgaste de la autoridad federal, en esa época encabezada por el Lic. Felipe Calderón.

Por lo conocido a través de los medios de comunicación, pareciera que el caso está bien armado y soportado, incluso podemos suponer que esto se vino preparando en los últimos meses, no de última hora, ya que las operaciones financieras están perfectamente identificadas, cosa que no se hace un una semana.

Sin embargo, aún está muy cercano el desafortunado caso de la francesa secuestradora, que por errores en su proceso quedó en absoluta libertad, dejándonos a los mexicanos con un terrible sabor de boca, por lo que ojala y el caso de la profesora Gordillo (siempre me he negado a llamarla “maestra” porque lo considero una ofensa para los verdaderos formadores de la juventud) no se haya cometido algún error que les permitiera a sus abogados tramitar su libertad, porque entonces todo lo positivo que esto tuvo para el gobierno de Peña Nieto se revertiría y se convertiría en el mayor fiasco de su gobierno y lo marcaría por el resto de su sexenio.

Pero confiando en que todo está bien hecho, entonces debemos entender que esta detención tiene varios mensajes, todos positivos por cierto, ya que para empezar, los otros líderes sindicales que andan por las mismas que la profesora Gordillo deben estar sabidos que deben poner sus barbas a remojar, incluso pensar en la posibilidad de renunciar próximamente a su cargo para darle cabida a nuevos líderes y evitar que les pase lo mismo que a su colega.

Por otro lado, también se está enviando un fuerte mensaje a los gobernadores, quienes los últimos doce años se habían convertido en una especie de virreyes que hacían y deshacían en su parcela, considerándola como territorio propio, por lo que ahora se les está diciendo que si bien cada estado es libre y soberano, también existe un poder central que ya demostró que sabe perfectamente para qué sirve el mismo y que sabe cómo usarlo, al grado que se pudiera llegar a los excesos del pasado donde con la mano en la cintura el presidente de la república quitaba gobernadores, ojala y esto no se repita, aunque más vale que estos señores sepan que existe la posibilidad, con esto será suficiente para que se anden con cuidado.

En resumen podríamos decir que la decisión tomada por el gobierno de Peña Nieto tiene más cosas positivas que negativas, y aún suponiendo que por alguna razón de tipo jurídica o política la profesora Gordillo pudiera obtener algún tipo de beneficio (arraigo domiciliario u hospitalario), el mensaje está enviado, así que, como dice el evangelio, que vea quien quiera ver y que escuche quien quiera escuchar.

Correo electrónico: [email protected]

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img