- Publicidad -
lunes, febrero 26, 2024

Las aguas turbulentas, los procesos electorales y el Patrimonio Guanajuatense

*Rogelio García Espinosa

 

La semana pasada y para ser más preciso el pasado martes 23 de enero del presente, con verdadera incredulidad los guanajuatenses nos enteramos por medios electrónicos, de que MORENA había considerado como su candidato para la presidencia municipal de Guanajuato al Sr. Jorge A. Rodríguez Medrano, situación verdaderamente desconcertante y que, dada la trayectoria y el expediente amplio y turbulento del personaje en mención, la mayoría de la población se negaba a aceptar. Afortunadamente, el pasado martes y por las mismas vías electrónicas, aparecieron comunicados en el sentido de que MORENA, atendiendo a tantos reclamos e indignación, había reconsiderado las cosas y echaba marcha atrás a la designación del Sr Rodríguez Medrano, situación que, aunque no era una noticia oficial, la población guanajuatense aplaudió.

Las notas y comentarios están a la orden del día y las noticias en cuanto a mantener la nominación de Rodríguez Medrano, mantiene viva la expectativa y de insistir en mantener a un personaje tan truculento, el futuro de MORENA en Guanajuato capital, seguirá sumergido en el mayor de los olvidos. Pero bien, dejemos a un lado la indefinición y centremos la atención en los otros dos aspirantes del mismo instituto político que se postularon para tal nominación. Por un lado, la Mtra. Paloma Robles Lacayo, conocida popularmente como “Paloma” y por el otro, el Lic. Roberto Loya H., conocido también como “Beto” o “Loya”.

Como marco de referencia y para empezar a sumergirnos en estas aguas turbulentas, mencionaré que fue la actitud valiente de Paloma la que empieza a detonar toda esta indignación y la manifestación pública de algunos grupos; destacando por supuesto, el colectivo de periodistas que, con contundencia, denunció el truculento pasado del personaje propuesto por MORENA. Paloma, con enorme dignidad y con el comportamiento ético y moral que le caracteriza, impugnó valientemente tal designación ante la Comisión Nacional de Elecciones y ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de MORENA, los argumentos vertidos por la Mtra. Robles Lacayo, fueron y son, verdaderamente irrebatibles. A partir de ahí y a partir de la impugnación, con seriedad, pero, con energía, los diferentes grupos empezaron a manifestarse y a expresar públicamente su inconformidad; además del grupo de periodistas, se manifestaron también, militantes y simpatizantes de MORENA, recolectaron otras firmas y presentaron documentos que al igual que el anterior, denunciaban con energía la candidatura de Medrano; el pasado viernes 02 de febrero, los documentos con las firmas recolectadas fueron entregados personalmente a la Dra. Claudia Sheinbaum en su breve paso por Guanajuato capital.

Es en este contexto, en que me gustaría reflexionar un poco en cuanto a los dos aspirantes que se mantienen en la incertidumbre y a la espera de la definición de las instancias electorales de MORENA. Como lo mencionamos con anterioridad los dos aspirantes son: la Mtra. Paloma Robles Lacayo y el Lic. Roberto Loya H.

La Mtra. Robles Lacayo, es, en la actualidad, regidora por MORENA en el ayuntamiento de Guanajuato y es sin lugar a duda, una fiel representante y defensora de las necesidades y demandas de la población y de los principios y postulados de MORENA. Es, desde antes de que asumiera la regiduría, una férrea defensora del patrimonio natural y cultural de los guanajuatenses y promotora y defensora del bien social de la población. Paloma, con la energía y determinación que le caracteriza, se opuso férreamente al capricho centavero que planeaba el alcalde en cuanto a endeudar al municipio con cerca de ochenta millones de pesos para la construcción de un centro comercial, en el cuál y como atractivo para atraer clientes, colocaría en el segundo piso del adefesio la colección “Momias de Guanajuato”, patrimonio cultural de los guanajuatenses y además, bienes culturales muebles de un alto valor histórico e identitario para Guanajuato y su población. El PresiMiente Navarro, presume que se irá de la presidencia municipal sin haber endeudado al municipio, lo que no le dice a los guanajuatenses, es que, si el municipio no está endeudado, es gracias al valiente enfrentamiento de Paloma contra los ediles panistas, (cómplices del acalde y que aprobaban el endeudamiento), enfrentamiento que impidió la construcción del mercado con momias y por consiguiente, el endeudamiento que el municipio indebidamente había contraído y que sería, sin lugar a duda, el primero de los múltiples endeudamientos que con este antecedente se podrían presentar.

Alumbrado; Transporte Público; Agua Potable; Caminos y Carreteras; Atención a las Comunidades; Recolección de Basura y Destino Final de los Residuos; Cambios de Uso de Suelo; Patrimonio Natural y Patrimonio Cultural; Seguridad, (en este apartado, me gustaría mencionar que, la ciudad ocupa el primer lugar en materia delictiva en el Estado de Guanajuato). La férrea y permanente oposición de Paloma para que los programas sociales no se utilicen para la compra de votos y la promoción particular de la esposa del PresiMiente, y muchas otras cosas más. Resultaría materialmente imposible enumerar las intervenciones con las que Paloma ha participado en las sesiones del ayuntamiento, sesiones en las cuales y pese a la permanente oposición mayoritaria y panista del cuerpo edilicio, las propuestas de Paloma han resultado claras, contundentes y siempre velando por el mejoramiento integral de la población guanajuatense. Además de la participación de Paloma en las sesiones del ayuntamiento y desde antes de que asumiera la regiduría, su capacidad de gestión y el comportamiento que permanentemente ha manifestado con la comunidad guanajuatense, le ha ganado el cariño y aceptación de la población.

En cuanto al otro de los aspirantes a la candidatura: Beto Loya, me puse a investigar sus antecedentes y propuestas, vamos, a tratar de conocer lo que Beto ha realizado y la participación que ha tenido en la administración pública municipal; o las propuestas que Loya ha realizado en beneficio de la población, y, vaya sorpresa, prácticamente no se encuentra nada. Traté de investigar también en las redes sociales, en donde algunos grupos se manifiestan a favor de Loya y manejan la idea de que Beto es la mejor opción; a ellos les he preguntado por qué consideran que Beto es la mejor opción y no contestan nada, les he preguntado también que mencionen la cantidad de actividades y acciones que Bato haya tenido a favor de Guanajuato y de los guanajuatense y nuevamente, no comentan nada. Ante el nulo compromiso demostrado para con Guanajuato y su población y ante el dramático silencio de sus seguidores, ¿será que Beto es la mejor opción? Es evidente que no y por el contario, por su desconocimiento y poca participación ciudadana, todo lo aleja y separa de que sea el candidato que Guanajuato necesita.

¿Dónde estaba Beto cuando Paloma luchaba en contra del uso indebido y la degradación del patrimonio cultural de los guanajuatenses? ¿Dónde estaba Loya cuando Paloma se opuso y frenó el endeudamiento que el PresiMiente quería hacer con la construcción del mercado con momias? ¿Dónde estaba Loya cuando se originó el incendio en el basurero municipal que tanto tiempo duró y que tantos daños causó? ¿Dónde ha estado Beto durante estos casi seis años de nefasta administración panista? ¿Dónde ha estado Beto para acompañar a los guanajuatenses en la desgracia y el sufrimiento en la que nos ha sumergido esta corrupta administración panista? ¿Cuándo se ha pronunciado Loya en contra del millonario desvío de recurso públicos para favorecer la campaña de la esposa del PresiMiente? ¿Será que Loya aplaude el milagro del milagrito y la urbanización de la Sierra de Santa Rosa? ¿Será que Loya aplaude la destrucción que se pretende hacer, (de hecho, ya comenzó), del emblemático Paseo de la Presa? ¿Será que Beto aplaude la urbanización de nuestros emblemáticos cerros, La Bufa, Hormiguero y Picachos? Ante tan profundo silencio, la sabiduría popular se impone: “El que calla, otorga”

El día de ayer, en céntrico hotel de la ciudad y convocada por simpatizantes y militantes de MORENA, se llevó a cabo una rueda de prensa con la intención, más que de informar el estado de cosas en que la designación oficial para el candidato a la presidencia municipal se encuentra, más bien se orientó a  favorecer la designación de Loya como candidato y más que destacar las cualidades, virtudes y trabajo demostrado por Loya en beneficio de los guanajuatenses, centraron su atención en el absurdo de que, por cuestión de determinación y asignación de género, Loya debería de ser el candidato, (ya en una truculenta reunión se había decidido en lo obscurito que para la ciudad de Guanajuato, debería de ser hombre). ¡Háganme ustedes el favor! “Cuestión de Genero”, que criterio más anticuado, reduccionista, misógino y machista. MORENA, el partido feminista que defiende la lucha de las mujeres y los derechos que con muchísimo trabajo han conquistado, se pronuncia en contra de una mujer y se inclina a favor de un varón. ¿Morena será entonces, feminista o machista?

Se les olvidó a los simpatizantes y militantes morenistas que la cuestión de género, es uno de los principios fundamentales del partido para asegurar la paridad y en caso de que hubiera dos aspirantes, (hombre y Mujer), se analizarían los perfiles y si la mujer resulta más preparada y competitiva, se le daría preferencia a la mujer y automáticamente asumiría la candidatura. Para el caso que nos ocupa y sin temor a equivocarme o exagerar, Paloma, rebasa por mucho a cualquiera de los otros candidatos.

En lugar de analizar los atributos y capacidades de los aspirantes; el trabajo desarrollado a favor del pueblo y el conocimiento que puedan tener de la materia de trabajo, ponderaron la cuestión del género, pero, ¿podrá gobernar una ciudad, una persona que desconoce la problemática citadina y a la población que va a gobernar? Por supuesto que no he insistimos en que, lo que principalmente se debe considerar es el conocimiento del municipio, el trabajo realizado y la capacidad de gestión que el aspirante pueda tener; en ese sentido y como ya lo mencionamos, Paloma se lleva de calle a los aspirantes, no sólo de MORENA, sino a los aspirantes de cualquier partido político en la ciudad. Sin lugar a duda, Paloma es la única que con conocimiento y pasión puede defender el patrimonio natural y cultural de los guanajuatenses y la única que puede limpiar la suciedad y calmar las aguas turbulentas en las que Guanajuato se encuentra, es la única que puede dignificar también, la investigación, conservación y difusión de: “La Ciudad Histórica de Guanajuato y Minas Adyacentes” considerada por la UNESCO desde 1988, como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Por todo lo anterior y por muchas razones más, Paloma Robles Lacayo, es la “Candidata Natural” a la presidencia municipal de Guanajuato. ¿O No?

 

*Dr. Pensamiento español e iberoamericano

Universidad Autónoma de Madrid, España.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Más noticias

ÚLTIMAS NOTICIAS

LO MÁS LEÍDO