- Publicidad -
viernes, junio 18, 2021

“Dos crímenes” de Jorge Ibargüengoitia (1979)

Las ciudades de Cuévano y Muérdago, reaparecen en otra novela del gran autor; historia que describe una injusticia, y al mismo tiempo evoca algunos comportamientos humanos como: la codicia, la lujuria, la soberbia, la envidia, entre otros.

También podemos encontrar otras conductas humanas reprobables, entre ellas la corrupción, la traición, la mentira, el cinismo y que el autor maneja de una forma magistral.

No es una historia de amor. Tampoco es una novela de héroes y villanos. Todos y cada uno de los personajes representa ambos lados de la moneda. Para mi gusto encajaría mejor en el género de humor negro. 

El personaje principal, Marcos, y la “Chamuca” su pareja, se convierten en fugitivos ante la sospecha de una trasgresión que ellos no cometieron. Durante una reunión en casa de ambos, le permiten a un amigo mutuo quedarse a dormir. Más tarde les avisan que la policía se presentó para llevarse a ese amigo mientras ellos ya están en el trabajo. Ambos salen de la oficina y se percatan que la policía ya está revisando su auto, así que deciden huir fuera de la ciudad.

La pareja se despide en la central de autobuses, con rumbos distintos. Marcos llega a Muérdago y se presenta en casa de su tío, una persona con mucho poder económico en esa ciudad.

Desde el principio se percata de que no es bien recibido, ya que la familia supone que viene por la herencia del tío. Logra tener un acercamiento con el tío al que le propone un negocio a todas luces fraudulento, pero el tío acepta con tal que sus otros sobrinos noten la preferencia marcada hacia Marcos.

Ahí inicia una relación muy conflictiva, en la que se dan encuentros ríspidos y a veces muy íntimos, entre los personajes.

Los primos, al ver que el tío mantiene esa estrecha relación con Marcos, hacen lo posible por quedar bien con él y con su primo, pero siempre queriendo saber que dejará en el testamento.

La historia termina de una forma un tanto inesperada, así que, le invito a leerla y descubrir el desenlace de esta magnífica obra de Ibargüengoitia. No se va a arrepentir.

Existe una película homónima, que es excelente, pero hay algunos cambios en el original de la obra. Las actuaciones son excelentes, con artistas mexicanos de primera calidad: Damián Alcázar, Jasé Carlos Ruíz, Pedro Armendáriz, Margarita Isabel, Leticia Huijara, Jesús Ochoa y Dolores Heredia, entre otros.

Estimado lector(a), espero su comentario al correo que viene al final del artículo. Después que tenga oportunidad de leer esta obra, espero que me escriba y de esa forma podamos compartir las sensaciones que le provocó esta recomendación. 

La siguiente entrega será “Abolición de la propiedad” de José Agustín. La historia de dos jóvenes, mujer y hombre, que coinciden en una reunión a la que los invitan, pero la persona que los invita nunca aparece y hacen un diálogo muy interesante.

#LEERparaCrEcERarqlgocarlín

#NosVemosEnUnLibro

https://www.facebook.com/Leer-para-Crecer-Arqlgo-Carlín-107826847259778

Luis Humberto Carlín Vargas
Arqueólogo egresado de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH). Coordinador General del Proyecto Cultural León Prehispánico (PCPAC). Coordinador Académico de los Diplomados de Arqueología e Historia de México (DAeHM). Ingeniero en Sistemas. Músico. Correo electrónico: [email protected]

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img